XIV Sínodo de Toledo

… juzga la idea de la pérdida del Niño Dios en el Templo que tiene Francisco

  • Nadie puede quitar algo de la divinidad o sustraer algo a la humanidad de Cristo

Él no tiene nada de menos de la divinidad, ni toma nada de imperfecto de la humanidad; no está dividido por la duplicidad de las naturalezas, ni duplicado en la persona, sino, como Dios completo y hombre completo sin ningún pecado, es el único Cristo en la singularidad de la persona. Subsistiendo como único, pues, en ambas naturalezas, brilla con los signos de la divinidad y está sometido a los sufrimientos de la humanidad. […] Si, pues, alguien a Jesucristo, Hijo de Dios, que nació del seno de la Virgen María, o quita algo de la divinidad o sustrae algo a la humanidad, excepto sólo la ley del pecado, y no cree sinceramente que Él existe como verdadero Dios y hombre perfecto en una única persona, sea anatema. (Denzinger-Hünermann 564. XIV Sínodo de Toledo, Apología de Julián, 11 de mayo de 688)

… juzga la idea que tiene Francisco de que Jesucristo fingía sus enfados

  • Nadie puede quitar algo de la divinidad o sustraer algo a la humanidad de Cristo

Él no tiene nada de menos de la divinidad, ni toma nada de imperfecto de la humanidad; no está dividido por la duplicidad de las naturalezas, ni duplicado en la persona, sino, como Dios completo y hombre completo sin ningún pecado, es el único Cristo en la singularidad de la persona.
Subsistiendo como único, pues, en ambas naturalezas, brilla con los signos de la divinidad y está sometido a los sufrimientos de la humanidad. […] Si, pues, alguien a Jesucristo, Hijo de Dios, que nació del seno de la Virgen María, o quita algo de la divinidad o sustrae algo a la humanidad, excepto sólo la ley del pecado, y no cree sinceramente que Él existe como verdadero Dios y hombre perfecto en una única persona, sea anatema. (Denzinger-Hünermann, 564. XIV Sínodo de Toledo, Apología de Julián, 11 de mayo de 688)

Print Friendly, PDF & Email