29 – Una comunidad cerrada se enferma. Una comunidad que no sale se equivoca

Desde el principio del Cristianismo hubo hombres y mujeres que, deseosos de mayor entrega a Dios, se apartaron del mundo y dedicaron sus vidas a la oración, el ayuno y la penitencia en intimidad con el Señor. Muchos alcanzaron tal fama de santidad que acabaron por atraer muchedumbres a su alrededor y el ejemplo de sus vidas despertó en muchos el deseo de imitarlos en las vías de la perfección. Surgieron de esta manera pequeñas comunidades que fueron el germen de las órdenes religiosas.

Desgraciadamente, no es raro encontrar quien, afectado por una visión despojada de todo cariz sobrenatural, tenga este santo aislamiento por cobardía egoísta. Ignoran éstos el valor que tiene la oblación de las almas contemplativas para la acción evangelizadora de la Santa Iglesia. Ella sabe muy bien que la inacción del misionero sería tan culposa como el abandono de la contemplación por parte de aquellos que fueron llamados a esa vocación. En vista de estos presupuestos, ¿tienen cabida ciertas generalizaciones?

Francisco

Cita ACita BCita C

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores

I- Preeminencia de la vida contemplativa sobre la activa
II- Valor apostólico de la vida contemplativa

I- Preeminencia de la vida contemplativa sobre la activa 

Concilio Vaticano II

Por la inspiración del Espíritu Santo, muchos se consagraron en familias religiosas

 San Antonio de Padua

La vida activa existe para servir a la contemplativa

Juan Pablo II

La Iglesia manifiesta la preeminencia de la contemplación sobre la acción
La vida de los religiosos manifiesta el primado de Dios

Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

El monasterio es el lugar donde se puede buscar más libremente a Dios
Representación del rostro orante de la Iglesia

Juan Pablo II

Los religiosos son motivo de gloria para la Iglesia y testigos del señorío de Dios sobre la historia
La vida contemplativa ocupa un puesto de honor en la Iglesia

Benedicto XVI

Los religiosos disponen de una sabiduría que el mundo no posee
En este mundo incapaz de silencio, los cartujos son un don precioso
En la Iglesia ninguna vocación es marginal

Concilio Vaticano II

Los institutos contemplativos ocupan lugar eminente en el Cuerpo Místico

Pablo VI

Los religiosos de clausura son señal de la presencia de Dios

San Agustín

Vivir en contemplación es vivir libre de preocupaciones temporales

Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

En la vida contemplativa el religioso se conforma a Jesucristo
En la clausura se cumple en sumo grado el primer mandamiento

Juan Pablo II

Por su vida de oración los religiosos de clausura anticipan la contemplación de Dios

II- Valor apostólico de la vida contemplativa

 Pío XII

Las monjas participan en el apostolado a través del ejemplo

Pablo VI

Los religiosos de clausura están en solidaridad con toda la Iglesia

Juan XXIII

A los religiosos de clausura corresponde la primacía en el servicio de Dios

Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

Los religiosos de clausura no deben ser mirados como excluidos de la Iglesia

Juan Pablo II

No se debe considerar la vida contemplativa como una actividad anacrónica o inútil

Pío XII

Las monjas contemplativas poseen una vocación plena y enteramente apostólica

Concilio Vaticano II

Importancia singular de los contemplativos para la conversión de las almas

Benedicto XVI

La vida de los cartujos es fuente de fecundidad misionera

Juan Pablo II

Los religiosos de clausura difunden el Reino de Dios
La oración de los contemplativos sostiene el fervor de los sacerdotes
Los religiosos ejercen apostolado de gran valor eclesial y redentor
Los religiosos de clausura acompañan la misión apostólica de los evangelizadores

Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

El religioso de clausura es el corazón misionero de la Iglesia

Benedicto XVI

El auténtico espíritu misionero de Santa Teresa de Lisieux

Juan Pablo II

Santa Teresa de Lisieux, patrona de las misiones

Pío XI

Los contemplativos hacen bajar del cielo la abundancia de la gracia

Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica

Los fieles deben reconocer el papel de los contemplativos
Los obispos son los primeros custodios de la vida contemplativa
Print Friendly, PDF & Email