24 – Todos nosotros nos encontraremos allá arriba, todos

A pesar del indiferentismo de nuestros días, con frecuencia aflora en las almas aquella misma pregunta que alguien, quizá afligido con la perspectiva de la condenación eterna, le hizo en su día al Redentor: “Señor ¿son pocos los que se salvan?” (Lc 13, 23). Y aunque casi nadie quiera efectivamente reconocerlo, sabemos que la problemática de la felicidad eterna se relaciona con la práctica de los mandamientos, la perseverancia en el estado de gracia y la firme adhesión a la única Iglesia verdadera. Hoy algunos, contaminados por falsas teorías, plantean la cuestión en términos simplificadores que buscan, equivocadamente, mostrar el camino hacia el Cielo acado tan espacioso como el de la condenación eterna (cf. Mt 7, 13), pero la verdad siempre ejercerá sobre los rectos de corazón el mismo poder de atracción y la misma fuerza de conversión de siempre. Son esos los que descubren que el “yugo del Señor es suave y su carga ligera” (cf. Mt 11, 30) pero que el Cielo sólo “los violentos lo arrebatan” (Mt 11, 12).

Francisco

Cita A

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

Autores

Sagradas Escrituras

Mt 19, 17

Concilio de Trento

Sólo son justificados aquellos a quienes se comunica el mérito de la Pasión

Sínodo de Constantinopla

Quien no cree que existe el castigo eterno, sea anatema

Credo llamado “Atanasiano”

Para salvarse es necesaria la fe católica

Inocencio III

Creemos en una sola Iglesia, no de herejes sino la Católica

Clemente VI

Nadie puede salvarse fuera de la obediencia a los Papas

Concilio de Florencia

Irán al fuego eterno los que no se unen a la Iglesia

San Agustín

Para alcanzar el cielo es menester vivir santamente
Observar los mandamientos es condición para la salvación

Santo Tomás de Aquino

Aquellos que obran con malícia no merecen la vida futura
Es acto de justicia condenar a los empedernidos

Congregación del Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos

Todos fueron redimidos pero no todos acceden a la redención

Gregorio XVI

No están con Cristo los que buscan la vida eterna en cualquier religión

Pío IX

La fe católica es necesaria para alcanzar la salvación eterna
Nadie será castigado si no es reo de culpa voluntaria
La salvación no se encuentra en el culto que se considera mejor
Echar de las mentes de los hombres la opinión impía

Pío XII

Hay dones que sólo en la Iglesia se puede gozar

Concilio Vaticano II

Los que se niegan a entrar en la Iglesia no pueden salvarse
Es necesario velar constantemente para ser contados entre los elegidos

Juan Pablo II

El hombre cuando utiliza mal su libertad, se condena
Las palabras de Cristo sobre la condenación son claras

Benedicto XVI

“Dios será bueno con todos”, hermosa esperanza pero… ¿y la justicia?

Catecismo de la Iglesia Católica

Morir en pecado mortal es separarse de Dios por libre elección
Print Friendly, PDF & Email