Tertuliano…

Tertullian

… juzga la idea de Francisco de que católicos y ortodoxos están unidos en la misma misión de predicar el Evangelio de Cristo

  • No debemos recibir otros predicadores a no ser los que Cristo envió

Si el Señor Jesucristo envió a Sus Apóstoles a predicar, debemos concluir que no debemos recibir a otros predicadores más que los nombrados por Él. Lo que ellos han predicado, en otras palabras, lo que Cristo les reveló, solamente puede ser establecido por las Iglesias fundadas por los Apóstoles mismos, a quienes ellos predicaron el Evangelio de palabra y por escrito.(Tertuliano. De praescriptione haereticorum, XXI)

 

Print Friendly, PDF & Email