Continuando con la virginidad… ¿Simpatiza Francisco con la herejía de Joviniano?

“Igualar el matrimonio con la virginidad consagrada a Dios, es cosa no del cristiano, sino de Joviniano…” (Santo Tomás)

En un estudio anterior analizamos una referencia que Francisco presentó en el numeral 159 de la Amoris Laetitia. Dicha referencia, obtenida desde una catequesis del Papa Juan Pablo II de 14 de julio de 1982, fue simplemente truncada en su parte teológica esencial. Francisco, de este modo, habiendo silenciado que el Papa Juan Pablo II recordó que la virginidad y el celibato se fundamentan en una opción por amor al “Reino de los Cielos” (Mt 19,12), induce a una interpretación unilateral.Continue Reading

Francisco nos quiere hacer creer que católicos y ortodoxos están unidos por la misma tradición y misión. ¿Lo conseguirá?

Todos los ojos se volvieron a Cuba el pasado 12 de febrero, durante el encuentro de Francisco con Kirill, Patriarca ortodoxo ruso, tras una ruptura de relaciones vigente durante siglos. Lamentablemente, para perplejidad de los católicos, por no decir indignación, este encuentro no significaría ningún avance en la conversión de los ortodoxos… sino todo lo contrario. Éstos fueron estimulados a anunciar el Evangelio sin necesidad de retornar a la Iglesia… fueron llamados de hermanos en la fe… ¡sin rechazar las herejías que profesan!Continue Reading

Francisco apunta hacia una enigmática “conversión del papado”: una nueva concepción de gobierno eclesiástico

La existencia de la Iglesia es una historia que se desarrolla de triunfo en triunfo en medio de un sinfín de ataques, persecuciones y odios provenientes de diferente pelaje, pero con una única cabeza, el enemigo infernal que alberga la fantasía de un día conseguir destruirla. Desde paganos a apóstatas, poderosos y pequeños, ilustrados y analfabetos, e, incluso, aunque duela decirlo, de los mismos hijos que más la debían defender, recibe la Santa Iglesia, injurias y golpes violentos. Ella, sin embargo, permanece como dice San Pablo santa e inmaculada (Ef 5, 26) brillando sobre las cataratas de odio que se le vierten encima.Continue Reading

Más novedades exegéticas bergoglianas: ¿San Juan Bautista anunció un falso Mesías?

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él” (Jn 1,6). En los textos evangélicos son innumerables los pasajes en los cuales la figura del Bautista es puesta en realce con los más bellos elogios.Continue Reading

El Islam según Francisco: ¿una religión de paz?… “Matadles dondequiera que los encontréis”

Si alguien se encuentra durmiendo, en perfectas condiciones físicas y mentales, posee una tranquilidad que es fruto del orden que reina en su interior. En cambio, una persona desmayada puede aparentar tranquilidad, pero su letargo es consecuencia de un desorden orgánico o psíquico y, por eso, no puede ser considerado un estado de paz. Tampoco el silencio de la tumba es paz, pues allí reina la corrupción del ser.Continue Reading

¿Qué son las obras de misericordia y cuáles son las más importantes?

Al hablar de caridad casi siempre pensamos en auxilios materiales ofrecidos a los más necesitados, lo que no deja de ser correcto. Dar limosna es un hábito laudable que siempre fue incentivado por la Santa Madre Iglesia. Sin embargo, no podemos olvidar que las obras de misericordia espirituales —instruir, aconsejar, consolar, confortar, perdonar y sufrir con paciencia (Catecismo de la Iglesia Católica, 2447)—, son más importantes que las corporales —dar de comer al hambriento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y presos, y enterrar los muertos.

Dentro de la Iglesia florecieron como en un jardín exuberante las más diversas órdenes religiosas dedicadas a la asistencia material del prójimo, pero ¿alguna vez se consideraron dispensadas de la obligación de instruir en la verdadera doctrina a aquellos desventurados que yacen en las tinieblas del error? Veamos lo que nos dice el Denzinger-Bergoglio →