«¡El mensaje, es nuestro encuentro!”

En la secuencia de los pontífices de la Santa Iglesia Católica hay algunas sombras, que en vez de desmerecer, realzan su santidad. Pope_Sergius_IIITenemos, por ejemplo, al Papa Sergio III conocido como “esclavo de todos los vicios”, quien tuvo un hijo de una mujer de mala vida 30 años más joven que él y que sería su sucesor con el nombre de Juan XI, Pope_John_XIde quien San Pedro Damián escribió que era “un desdichado que festejaba la inmoralidad, un demonio del infierno disfrazado de sacerdote”.Continue Reading

Francisco y el Año de la Misericordia: ¿Conversión o sincretismo religioso?

Los hombres de espíritu limitado, cuando leen las Sagradas Escrituras, muchas veces concluyen que Dios en el Antiguo Testamento era sólo justicia. Un Dios Todopoderoso que hace temblar el Sinaí (Ex 19, 18), que abre la tierra para exterminar los rebeldes (Num 16, 1-35), un Dios de venganzas (Sl 94, 1) que hiere de muerte a Uzá por haber tocado con su mano el Arca de la Alianza cuando ésta se resbaló (2 Sam 6, 1-9).Continue Reading

Un guión de tres años… con graves incongruencias

La escenificación que durante tres años viene elaborando Francisco revela paradójicamente un plano de acción con claras intenciones que se delinea en medio a amplias zonas de incongruencia. Una de ellas queda patente con el gran problema del momento: el terrorismo.

Continue Reading

Bergoglio y sus “hijos de dios”: ¿de cuál?

Para el DB desde Roma

La Semana Santa nos ha ocupado casi sin interrupción en trabajos pastorales: celebraciones litúrgicas, procesiones, confesiones… El amor a las almas nos impelía a preocuparnos de los más próximos: de los parroquianos, de las capellanías, etc. Así, no hemos podido comentar con detalle las aberraciones sucedidas en los últimos días, aunque no nos resistimos a hacer una pequeña nota. Continue Reading

¿Cristianos y musulmanes comparten enseñanzas sagradas?

De momento… Sí, de momento, los musulmanes esparcidos por el mundo están como mansos corderos, sin duda muchos de ellos riéndose de los occidentales en su busca por la paz en unión con ellos mismos. No decimos esto mirando a las estrellas, sino con los pies en el suelo, al leer algunas de las exhortaciones del Corán. Todos sabemos que este es el libro sagrado del Islam, la palabra literal y eterna de Alá a su profeta Mahoma, a quién todos los musulmanes deben fidelidad absoluta.Continue Reading

¿El Ramadán puede dar frutos espirituales?

Todos los años la Iglesia se une al misterio de Jesús en el desierto al celebrar la Cuaresma. Así como Él quiso ayunar y vencer los asaltos del demonio durante cuarenta días, los católicos tienen en el tiempo de Cuaresma un periodo particularmente favorable para los ejercicios espirituales y las obras de piedad y caridad. Todo esto es orientado hacia la Pascua y nos hace revivir los momentos dolorosos de la Pasión del Señor y al mismo tiempo fortalece nuestra esperanza con la perspectiva de la Resurrección. Continue Reading

El Islam según Francisco: ¿una religión de paz?… “Matadles dondequiera que los encontréis”

Si alguien se encuentra durmiendo, en perfectas condiciones físicas y mentales, posee una tranquilidad que es fruto del orden que reina en su interior. En cambio, una persona desmayada puede aparentar tranquilidad, pero su letargo es consecuencia de un desorden orgánico o psíquico y, por eso, no puede ser considerado un estado de paz. Tampoco el silencio de la tumba es paz, pues allí reina la corrupción del ser.Continue Reading

¡La fe católica no es la fe del Islam!

A finales del siglo XVI Valencia conoció un Arzobispo que marcó su historia y la de la Iglesia, siendo elevado a los altares en 1960 por Juan XXIII. San Juan de Ribera fue un verdadero buen Pastor que no se contentaba con cuidar de los fieles que vivían en su diócesis sino que iba en busca de nuevas ovejas. Uno de sus más grandes preocupaciones fue convertir a los seguidores de Mahoma a la fe católica, y después de convertidos, que fueran bien instruidos. Continue Reading

¿Católicos y musulmanes adoramos al mismo Dios?

Algunas de las páginas más hermosas de la Historia de la Iglesia son, sin duda, las que fueron escritas con la sangre de los mártires que, despreciando su propia vida por amor a Jesucristo, encontraron en las manos de los verdugos a la vez la muerte corporal y la gloria incorruptible de inmolarse por Aquel que les había rescatado en lo alto de la Cruz. Niños indefensos, heroicas vírgenes, varones robustos, venerables ancianos, en todas las épocas y en los más variados lugares, acudieron a su cita para dar este testimonio arrebatador y majestoso de la fuerza del Evangelio.Continue Reading