38 – Ser Papa no es ser más importante en la Iglesia; todos somos iguales. Soy medio inconsciente

La veneración de los fieles hacia el Santo Padre ha sido una constante del catolicismo a lo largo de su historia dos veces milenaria; nada más comprensible si se considera su dignidad de Vicario de Cristo en la tierra y sucesor de Pedro, que “preside la Iglesia en la caridad” con el poder de atar y desatar entregado en sus manos por el mismo Redentor.

Sin embargo, en nuestros días, algunas ovejas del rebaño pretenden tener con el pastor una extraña relación, ya no fundada en el respeto admirativo y la devoción que su elevada figura inspira, sino en un trato de igual a igual en el que la persona del Sumo Pontífice sería rebajada a la de un líder popular, simultánea y paradójicamente una especie de portavoz y esclavo de las masas de nuestro tiempo. A primera vista, se diría que este cambio radical de “imagen” no tiene cabida sin alterar profundamente algunos de los fundamentos doctrinales de nuestra santa religión, pues ¿acaso esta novedad tiene antecedentes en la tradición cristiana? Conozcamos un poco de nuestra historia.

Francisco

Cita ACita BCita CCita DCita E

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
 

I – Pedro, el primero entre los Doce
II – El Romano Pontífice, guía del pueblo de Dios

 I – Pedro, el primero entre los Doce

Sagradas Escrituras

Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios vivo

San Ambrosio

El Papa es el único antepuesto a todos

Concilio de Trento

Afirmar que los cristianos gozan de igual potestad espiritual es confundir la jerarquía eclesiástica

Pío X

La Iglesia es una sociedad en la cual unos presiden a otros

Siricio

A nosotros incumbe celo mayor que a todos por la religión cristiana

Juan Pablo II

San Gregorio Magno y la conciencia de la dignidad del Papado
El Obispo de Roma está más obligado que los otros a procurar el bien de la Iglesia Universal

Sixto V

El Papa lleva el peso de la solicitud por todas las Iglesias

Bonifacio I

Nunca se osó establecer a nadie por encima de Pedro

II Concilio de Lyon (1274)

La Iglesia Romana ha recibido del Señor la plenitud de la potestad

Concilio de Florencia (XVII ecuménico)

Los concilios y los sagrados cánones confirman la autoridad de la Sede Apostólica

León XIII

El papel de Pedro, jefe supremo al que todos deben sumisión y obediencia

Juan XXIII

Poder de atar y desatar sin restricción

Código de Derecho Canónico

El Papa tiene potestad suprema, plena, inmediata y universal

II – El Romano Pontífice, guía del pueblo de Dios

Nicolás I

Los privilegios firmados por Cristo en Pedro nada ni nadie los puede alterar

Pío XII

Cristo encomendó el cuidado del Cuerpo Místico al Príncipe de los Apóstoles

Bonifacio VIII

La potestad de Pedro no es humana, sino divina

Concilio de Éfeso (III ecuménico 431)

Pedro vive y juzga hasta el presente y siempre

San Basilio Magno

Cristo concede a sus siervos lo que es suyo

Bonifacio I

El gobierno de la Iglesia no deja el Papa libre de responsabilidades

Pío IX

Misión de apartar el rebaño de los pastos envenenados

Pablo VI

Ésta es la hora en que la Iglesia debe profundizar en la conciencia de sí misma

Descubre otra innovación:  

¿La Antigua Alianza está vigente y el Judaísmo es un camino de salvación válido?