73 – Se han cometido muchos y graves pecados contra los pueblos originarios de América en nombre de Dios. Pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América. El Bicentenario del Grito de Independencia de Hispanoamérica fue un grito, nacido de la conciencia de la falta de libertades, de estar siendo exprimidos, saqueados, sometidos por los poderosos de turno.

,

“Lo que pasó volverá a pasar; lo que ocurrió volverá a ocurrir: nada hay nuevo bajo el sol” (Ecl 1, 9). Quién vivió los años previos a las conmemoraciones del V Centenario del Descubrimiento de América, tal vez no se sorprenda con ciertas voces que, a día de hoy, se levantan en contra de la evangelización de este continente. En aquellos años afloró una corriente contraria a la obra evangelizadora y civilizadora que España y Portugal emprendieron en América a partir de 1492, acusando a la Iglesia de masacres y ambición. Durante meses pulularon, a propósito de cualquier acto conmemorativo, unos misteriosos indios contestatarios… misteriosos más que nada por el claro color de su piel que delataba a cualquier observador más atento lo dudoso de su legítima pertenencia a los tan cacareados “pueblos originarios”…

Este modo de concebir y deformar la verdad acerca de la evangelización de América, en aquel entonces, parecía ser la preparación de terreno para algo que, cada vez más, vemos tomar cuerpo en el “continente de la esperanza”: una singular adaptación del rancio comunismo de toda la vida a las condiciones socio-culturales de aquella prometedora región.

No queremos juzgar las posibles buenas intenciones de quienes apoyan estas corrientes de protesta. Es muy posible que les falte cierto conocimiento de la Historia de América tanto en estos 500 años de evangelización como en los siglos anteriores y, por eso, no se hayan informado bien sobre las angelicales costumbres (sic) de los pueblos originarios y sobre la obra que fue realizada en el vasto territorio americano. Tan sólo queremos aclarar a nuestros hermanos los beneficios globales de esta colosal obra evangelizadora como la elogiaron a lo largo de los siglos las voces más autorizadas de la Iglesia.

Además, nos gustaría recordar que la Iglesia, aunque formada en su parte visible por miembros sujetos al error, es santa e indefectible. Por eso, si no se pueden atribuir los errores de un individuo a la institución a la cual pertenece, mucho menos se puede hacer esto con una institución divina, como lo es la Iglesia Católica.

Francisco

Cita ACita BCita C

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
I – El reconocimiento de la cátedra de Pedro a la epopeya de la evangelización de América
II – Elogio de los Papas a los reinos de España y Portugal por la evangelización de América
III – El objetivo de la evangelización de América: llevar la vida divina a los paganos y tratarlos como a hijos de Dios
IV – Los Papas no callaron delante las injusticias. Condenación bajo pena de excomunión a los que esclavizaron los pueblos conquistados en América

 I – El reconocimiento de la cátedra de Pedro a la epopeya de la evangelización de América

Alejandro VI

Que el nombre de Nuestro Salvador sea dado a conocer en aquellas regiones

Adriano VI

Ordenamos que emprendan los referidos viajes y obras

León XIII

Millones de hombres han sido llamados de la muerte a la vida sempiterna
Colón transportó en sus carabelas las primicias de la religión cristiana

Pío XII

De idolatras a devotos hijos de la Iglesia

Juan Pablo II

Valoración globalmente positiva sobre los primeros evangelizadores
Alargando los brazos de su misericordia Cristo abarca en la totalidad el Nuevo Mundo
Todos los habitantes de estas tierras fueron llamados a formar parte de la Iglesia
La fe es constitutiva del ser e identidad de América
¡América, abre de par en par las puertas a Cristo!
En las aguas bautismales naciste a una nueva vida, injertándote en el Cuerpo Místico de Cristo, casa común de cuantos invocan a Dios como Padre
¡Cómo no dar gracias por la semilla plantada por intrépidos misioneros!
Mediante la fe en Cristo, Dios ha renovado su alianza con América Latina

Benedicto XVI

La esperanza de Latinoamérica está en su fe, no en una ideología política

CELAM

Es gloria de la Iglesia haber emprendido la obra de evangelización y civilización del “indio”
La fe en Dios y la tradición católica son la mayor riqueza de América

Pío XII

En el siglo XVIII florecieron en América centros universitarios, inspirados y dirigidos por la Iglesia

II – Elogio de los Papas a los reinos de España y Portugal por la evangelización de América

Pío IX

España fundaba su grandeza en la propagación de la fe cristiana

Pío X

Nación fiel a la Religión católica, a su fe y tradiciones

Pío XII

Portugal, instrumento precioso en las manos de la Providencia

Juan Pablo II

Amando vuestro pasado y purificándolo, seréis fieles a vosotros mismos

III – El objetivo de la evangelización de América: llevar la vida divina a los paganos y tratarlos como a hijos de Dios

Pío V

Que veléis por reconducir este pueblo a costumbres pacíficas y modos de vida civilizados

Juan Pablo II

Hombres en los que latía la preocupación por el indefenso indígena
Apóstoles como el P. José de Anchieta se colocaron al lado de los indígenas

IV – Los Papas no callaron delante las injusticias. Condenación bajo pena de excomunión a los que esclavizaron los pueblos conquistados en América

Pablo III

Prohibición, bajo pena de excomunión, de esclavizar y robar los indígenas

Urbano VIII

Defensa de los indios

Benedicto XIV

Profundo dolor por los que no siguen los consejos de no esclavizar a los indios
Prohibición de comportarse con los indios de una manera no cristiana
Excomunión latæ sententiæ a los que esclavicen los indios

Juan Pablo II

La Iglesia, defensora infatigable de los indios y protectora de los valores que había en sus culturas

Estudios relacionados

  • 152 – La Iglesia Católica en repetidas ocasiones ha servido de mediadora en favor de la solución de problemas que afectan a la paz, la concordia, la tierra, la defensa de la vida, los derechos humanos y ciudadanos

  • 150 – En la Iglesia es necesaria una unidad de doctrina y de praxis, pero ello no impide que subsistan diferentes maneras de interpretar algunos aspectos de la doctrina o algunas consecuencias que se derivan de ella

  • 140 – ¿Amamos a la Iglesia sabiendo incluso comprender sus defectos? La Iglesia también tiene defectos

  • 138 – La Iglesia es mujer. La mujer, en la Iglesia, es más importante que los obispos y los sacerdotes

  • 115 – Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo

  • Print Friendly, PDF & Email