San Agatón…

INICIO DEL PONTIFICADO 27.VI.678 – FIN DEL PONTIFICADO 10.I.681

… juzga la idea de que Cristo se manchó por el pecado, que tiene Francisco

  • En Cristo la naturaleza divina tiene todo lo que es divino y la humana todo lo que es humano, sin ningún pecado

Profesamos asimismo que cada una de sus naturalezas tiene una propia natural peculiaridad: la divina tiene todo lo que es divino y la humana todo lo que es humano, sin ningún pecado. Reconocemos que ambas las naturalezas son del único y mismo Dios Verbo encarnado, es decir, hecho hombre, de una manera inconfusa, inseparable, inmutable, mientras solo la inteligencia distingue lo que está unido. Porque rechazamos del mismo modo la blasfemia de la división y la de la confusión.(Denzinger-Hünermann 543. Agaton, Carta Consideranti mihi, a los emperadores, 27 de marzo de 680)

Print Friendly, PDF & Email