San Pío V…

INICIO DEL PONTIFICADO 7,17.I.1566 – FIN DEL PONTIFICADO 1.V.1572

… juzga la idea que tiene Francisco sobre la culpa de la Iglesia del cisma anglicano

  • …destruyó el culto de la verdadera religión e implantó la herejía

Isabel ha destruido el culto de la verdadera religión, que fue anulada por Enrique VIII, y que la legítima reina María, con encomiable respeto de la posteridad, había logrado en el establecimiento por los esfuerzos de su poderosa mano propia, y con la asistencia de la Santa Sede. Isabel, abrazando después los errores de los herejes, no ha considerado el Consejo Real de Inglaterra, integrado por la nobleza inglesa y los ha reemplazado con los herejes oscuros. Ella ha oprimido a los que cultivan la fe católica, y los ha sustituido por los oradores del mal y los ministros de la impiedad. Se ha abolido el sacrificio de la Misa, la oración, el ayuno, las distinciones de la carne, el celibato y los ritos católicos. Se ha ordenado a la circulación de libros que contienen un sistema de herejía manifiesta, y de los misterios impíos. Se ha ordenado a sus súbditos a recibir, observar y preservar preceptos que se ha adoptado de Calvino. Ella se ha atrevido a decretar que los obispos, rectores de iglesias, y los sacerdotes católicos y otros, a ser expulsados de sus iglesias y privados de sus beneficios. Se ha dispuesto de ellos y de otras cosas eclesiásticas a favor de los herejes, y ella también ha decidido tomar decisiones que justamente le pertenece sólo a la Iglesia. (Pío V. Bula Regnans in exelsis, 28 de febrero de 1576)

  • En la “Iglesia” de Isabel, cualquiera que sigue fiel a Roma es severamente castigado

Se ha prohibido a los prelados, el clero y las personas a reconocer la Iglesia Romana, y obedecer sus leyes y sus sanciones canónicas. Se ha limitado la mayor parte de sus súbditos a reconocer sus leyes culpables, y abjurar de la obediencia debida al soberano pontífice. Se ha señalado que, con juramento, se reconocen como su único amante, tanto en las cosas espirituales y temporales. Hay sanciones y castigos infligidos a los que no pudo persuadir, y los que perseveraron en la unidad de la fe y en obediencia. También ha echado en la cárcel a los obispos y los rectores de iglesias, y muchos de ellos han perecido allí en la miseria. (Pío V. Bula Regnans in exelsis, 25 de febrero de 1570)

… juzga la idea sobre la evangelización de América que tiene Francisco

  • Que veléis por reconducir este pueblo a costumbres pacíficas y modos de vida civilizados

Deseamos también que veléis, cuanto en Vos está, por reconducir este pueblo, y sobre todo aquellos con que la ayuda del Señor fueron recibidos en la fe cristiana, de los hábitos de vida salvaje para costumbres más pacíficas y modos de vida civilizados, como aún persuadirlos a que abandonando aquella torpe desnudez del cuerpo, a la cual se dice estar acostumbrados, asuman vestidos convenientes al pudor cristiano y a las costumbres civilizadas. (Pío V. Carta Etsi fraternitas tuam al obispo de San Salvador de Bahía)

  • Por la propagación de la religión, su reino también será consolidado y aumentado

Porque el motivo por el cual aquella parte del mundo fue concedida desde el inicio a vuestros mayores, fue para que los que aún no recibieron la fe de Cristo, en virtud del gobierno loable de aquellos que deben dirigirlos como también por los buenos ejemplos de los que deben llevarles la doctrina cristiana, sintiendo ser suave y ligero el yugo de Cristo y no siendo oprimidos por aquellos que deben cuidar de ellos y nutrirlos como si fuesen tiernas plantas en la viña del Señor, y aún encender y aumentar en ellos el amor por la Religión cristiana.
Vuestra Majestad esté cierto de que, por la propagación de la religión, su reino también en aquellas regiones, por la bondad y favor divinos, será consolidado y aumentado, y preparará para sí, por los méritos obtenidos junto a aquellos pueblos y ante la religión, un premio no sólo en esta vida como también en la otra. (Pío V. Carta Cum oporteat nos al rey Felipe II, 17 de agosto de 1568)

… juzga la idea de que el Papa no debe juzgar que tiene Francisco

  • Crimen nefando contra la naturaleza

Si alguien comete el crimen nefando contra la naturaleza, por el cual la cólera divina condenó a los hijos de la iniquidad, deberá ser entregue al brazo secular para ser punido según la ley, y si se trata de un clérigo, sea cual fuere su posición, será degradado y subyugado a pena análoga. (San Pío V. Constitution Cum Primum, §11, 1 de abril de 1566. Bullarium Romanum, p. 180)

  • Crimen que causó la destrucción de las ciudades corrompidas

Este crimen horroroso que causó la destrucción de las ciudades corrompidas por la conflagración del tremendo juicio de Dios, nos marca con áspero dolor e hiere gravemente nuestra alma, llevándonos a reprimirlo con el celo más grande posible. […] Todos y cualesquiera presbíteros, sean clérigos seculares o regulares, de cualquier grado o dignidad, por esta presente autoridad canónica, privamos de todo privilegio clerical, todo cargo, dignidad y beneficio eclesiástico. Y degradado por este Juicio Eclesiástico, sea entregue al poder del Estado secular para ser sometido a los debidos suplicios, pues serán devueltos al estado de laicos. (San Pío V. Constitution Horrendum illud scelus, § 3. Contra cualesquier clérigos, tanto seculares cuanto regulares, reos de crímenes nefandos, 30 de agosto de 1568. Bullarium Romanum, p. 267)

Print Friendly, PDF & Email