Pseudo-Crisóstomo…

… juzga las actitudes de Francisco con los pecadores públicos, cambiando el protocolo Vaticano

  • En todo buscamos que el pecador suelte el pecado

Y así como la nave —una vez roto el timón— es llevada a donde quiere la tempestad, así también el hombre, cuando pierde el auxilio de la divina gracia por su pecado, ya no hace lo que quiere, sino lo que quiere el demonio. Y si Dios no lo desata con la mano poderosa de su misericordia, permanecerá esclavo por sus pecados hasta la muerte. Por esto dice a sus discípulos: soltadle; esto es, por vuestra predicación y por vuestros milagros, porque todos los judíos y los gentiles fueron puestos en libertad por medio de los apóstoles. “Y traédmelos”, esto es, convertidlos a mi gloria. (Pseudo-Crisóstomo citado por Santo Tomás de Aquino. Catena Aurea in Mt 21, 1-9)

… juzga la visión de la Iglesia hacia los divorciados en segunda unión que tiene Francisco

  • En todo buscamos que el pecador suelte el pecado

Y así como la nave —una vez roto el timón— es llevada a donde quiere la tempestad, así también el hombre, cuando pierde el auxilio de la divina gracia por su pecado, ya no hace lo que quiere, sino lo que quiere el demonio. Y si Dios no lo desata con la mano poderosa de su misericordia, permanecerá esclavo por sus pecados hasta la muerte. Por esto dice a sus discípulos: soltadle; esto es, por vuestra predicación y por vuestros milagros, porque todos los judíos y los gentiles fueron puestos en libertad por medio de los apóstoles. “Y traédmelos”, esto es, convertidlos a mi gloria. (Pseudo-Crisóstomo citado por Santo Tomás de Aquino. Catena Aurea in Mt 21, 1-9)

… juzga la idea de Iglesia cerrada y enferma que tiene Francisco

  • Dios no concede las gracias espirituales de igual modo a dignos e indignos

Había mandado el Señor, antes de ahora, amar a los enemigos y hacer bien a los que nos aborrecen y hacen mal; y para que los sacerdotes no piensen que también deben concederles las cosas divinas, les advirtió sobre esta idea, diciendo: “No deis lo santo a los perros”, como si dijese: “Os he mandado amar a vuestros enemigos y hacer bien a los que os perjudican con vuestros bienes materiales”. Pero no con vuestros bienes espirituales, porque vuestros enemigos son iguales a vosotros en cuanto a la naturaleza, no en cuanto a la fe. Dios concede los beneficios terrenos lo mismo a los dignos que a los indignos, pero no así las gracias espirituales. (Pseudo-Crisóstomo citado por Santo Tomás de Aquino. Catena Aurea in Mt 7, 6)

… juzga la idea de inmortalidad del alma que tiene Francisco

  • La paciencia de Dios hará más justo el juicio y más merecido el castigo

Una gran paciencia precederá a esta gran cólera de Dios, que hará más justo el juicio y más merecido el castigo de los culpables. Debe tenerse en cuenta que Dios desconoce a los pecadores, porque se han hecho indignos de que los conozca; no porque no los conozca en absoluto, sino porque no los reconoce como cosa propia. Dios conoce a todos naturalmente, pero aparenta no conocer a éstos. Así como también parece que no conocen a Dios los que no le adoran dignamente. […] Porque la muerte separa el alma del cuerpo, pero no cambia las disposiciones de aquélla. (Pseudo-Crisóstomo. Opus imperfectum in Matthaeum, hom. 19. Catena Aurea. Mateo 7, 21-23)