San Nicolás I…

INICIO DEL PONTIFICADO 24.IV.858 – FIN DEL PONTIFICADO 13.XI.867

… juzga la idea de “conversión del papado” que tiene Francisco

  • Los privilegios firmados por Cristo nada ni nadie los puede alterar

[…] los privilegios de la Iglesia romana, afirmados por la boca de Cristo en el bienaventurado Pedro, dispuestos en la Iglesia misma, de antiguo observados, por los santos Concilios universales celebrados y constantemente venerados por toda la Iglesia, en modo alguno pueden disminuirse, en modo alguno infringirse, en modo alguno conmutarse, puesto que el fundamento que Dios puso, no puede removerlo conato alguno humano y lo que Dios asienta, firme y fuerte se mantiene… Así, pues, estos privilegios fueron por Cristo dados a esta Santa Iglesia, no por los sínodos, que solamente los celebraron y veneraron… Nos obligan y nos empujan “a tener la solicitud de todas las Iglesias de Dios” (cf. 2 Cor 11, 28). (Denzinger-Hünermann 640. Nicolás I, Carta Proposueramus quidem al emperador Miguel, 28 de septiembre de 865)

… juzga la idea de Curia Romana que tiene Francisco

  • Los privilegios firmados por Cristo nada ni nadie los puede alterar

Ahora bien, si a nosotros no nos oís, solo resta que necesariamente seáis para nosotros cuales nuestro Señor Jesucristo mando que fueran tenidos los que se niegan a oír a la Iglesia de Dios, sobre todo cuando los privilegios de la Iglesia romana, afirmados por la boca de Cristo en el bienaventurado Pedro, dispuestos en la Iglesia misma, de antiguo observados, por los santos Concilios universales celebrados y constantemente venerados por toda la Iglesia, en modo alguno pueden disminuirse, en modo alguno infringirse, en modo alguno conmutarse, puesto que el fundamento que Dios puso, no puede removerlo conato alguno humano y lo que Dios asienta, firme y fuerte se mantiene…Así, pues, estos privilegios fueron por Cristo dados a esta santa Iglesia, no por los sínodos, que solamente los celebraron y veneraron… Nos obligan y nos empujan “a tener la solicitud de todas las Iglesias de Dios” (cf. 2 Cor 11, 28). (Denzinger-Hünermann, 640.Nicolás I, Carta Proposueramus quidem al emperador Miguel, 28 de septiembre de 865 

… juzga la idea de Papa que tiene Francisco

  • Los privilegios firmados por Cristo en Pedro nada ni nadie los puede alterar

Ahora bien, si a nosotros no nos oís, solo resta que necesariamente seáis para nosotros cuales Nuestro Señor Jesucristo mandó que fueran tenidos los que se niegan a oír a la Iglesia de Dios, sobre todo cuando los privilegios de la Iglesia romana, afirmados por la boca de Cristo en el bienaventurado Pedro, dispuestos en la Iglesia misma, de antiguo observados, por los santos Concilios universales celebrados y constantemente venerados por toda la Iglesia, en modo alguno pueden disminuirse, en modo alguno infringirse, en modo alguno conmutarse, puesto que el fundamento que Dios puso, no puede removerlo conato alguno humano y lo que Dios asienta, firme y fuerte se mantiene…Así, pues, estos privilegios fueron por Cristo dados a esta santa Iglesia, no por los sínodos, que solamente los celebraron y veneraron… Nos obligan y nos empujan “a tener la solicitud de todas las Iglesias de Dios” (cf. 2 Cor 11, 28).  (Denzinger-Hünermann 640.Nicolás I, Carta Proposueramus quidem al emperador Miguel, 28 de septiembre del 865)

Print Friendly, PDF & Email