Sínodo de Valence (855)…

… juzga la idea de armonía entre bien y mal que tiene Francisco

  • Evitar las novedades que fomentan contiendas

Evitamos con todo empeño las novedades de las palabras y las presuntuosas charlatanerías por las que más bien puede fomentarse entre los hermanos las contiendas y los escándalos que no crecer edificación alguna de temor de Dios. […] Sólo ha de tenerse con toda firmeza lo que nos gozamos de haber sacado de las maternas entrañas de la Iglesia. (Sínodo de Valence. Denzinger-Hünermann 625. La predestinación, can. 1, 8 de enero de 885)

… juzga la idea de condenación eterna que que tiene Francisco

  • A los que no aceptan la verdad están reservadas ira e indignación eternas

Como enseña la doctrina del Apóstol: Vida eterna a aquellos que según la paciencia de la buena obra, buscan la gloria, el honor y la incorrupción; ira e indignación a los que son, empero, de espíritu de contienda y no aceptan la verdad, sino que creen la iniquidad; tribulación y angustia sobre toda alma de hombre que obra el mal (Rm 2, 7 ss). Y en el mismo sentido en otro lugar: En la revelación — dice — de nuestro Señor Jesucristo desde el cielo con los ángeles de su poder, en el fuego de llama que tomará venganza de los que no conocen a Dios ni obedecen al Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, que sufrirán penas eternas para su ruina… cuando viniere a ser glorificado en sus santos y mostrarse admirable en todos los que creyeron (2 Th 1, 7-10). (Denzinger-Hünermann, 626. Sínodo de Valence. Contra Juan Escoto, Sobre la predestinación, 2)