79 – Que los candidatos a obispos sean pastores cercanos a la gente: este es el primer criterio. Si es un gran teólogo, una gran cabeza: ¡que vaya a la universidad! Que no tengan una psicología de príncipes

“Y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz” (Jn 10, 4). La sugerente imagen del pastor al frente de su rebaño es casi un sinónimo del ministerio episcopal en la Iglesia. Los fieles que escuchan la voz de su obispo y le obedecen son las ovejas buenas, dóciles a la acción de Dios que se hace presente en medio de ellas en la persona del prelado. En espantoso contrapunto, las ovejas rebeldes simbolizan aquellos que prefieren seguir sus propios caprichos antes que someterse a la autoridad eclesiástica. Al pastor, por su parte, le cabe la responsabilidad de conducir el rebaño a los buenos prados, defenderlo de los lobos voraces y protegerlo contra los salteadores. Así debe proceder el obispo con su rebaño, enseñando, gobernando, santificando y, muy especialmente, siendo el perfecto ejemplo de virtud.

Pues bien, quien fuera un propietario de numerosos rebaños de ovejas y necesitara elegir diversos pastores para cuidarlos, sin duda contrataría los más experimentados y celosos… Sólo un loco preferiría a los que no tienen más que unas nociones básicas del oficio o ni eso, y no tienen ganas de aprender más, sino que consideran suficiente estar despreocupados al lado del rebaño sin precaverse contra los peligros que lo amenazan. Y en el gran redil de Cristo que es la Iglesia, ¿cuáles son los criterios para elegir los pastores, máxime en este tiempo en que la demagogia y el populismo campan a sus anchas en tantos lugares?

Francisco

guardiasuizo

Cita A

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores

I – Para ser apto al episcopado, hay que ser príncipe en muchos campos
II – La elevación de la dignidad episcopal constituye un auténtico principado espiritual
III – La triple misión de los obispos, un verdadero oficio de príncipe
IV – Conocer la doctrina es una obligación inherente al ministerio episcopal
V – Dar el buen ejemplo, un deber primordial de los obispos en coherencia con la santidad de doctrina

 I – Para ser apto al episcopado, hay que ser príncipe en muchos campos

Sagradas Escrituras

El obispo debe ser capaz de enseñar la doctrina y combatir los que la contradicen

Código de Derecho Canónico

Un candidato a obispo debe ser insigne por la firmeza de su fe y doctrina

San Cipriano de Cartago

Es necesario elegir para el episcopado hombres de conducta limpia e intachable

San Hilario de Poitiers

Ser honesto sin ser docto es útil solamente para sí mismo

Benedicto XVI

Los candidatos al episcopado deben ser modelos de la vida en la fe

Santo Tomás de Aquino

El que elige para el episcopado al que más le gusta y no al que sea más útil a la Iglesia, peca gravemente

II – La elevación de la dignidad episcopal constituye un auténtico principado espiritual


Sagradas Escrituras

El episcopado es una tarea noble

San Ignacio de Antioquía

El obispo es tipo del Padre Eterno

Concilio Vaticano II

El primero entre los ministerios de la Iglesia
Hombres con una efusión especial del Espíritu Santo para la cumbre del ministerio
Testigo de la verdad, el obispo debe ser respetado por todos
Auténticos maestros de la fe, pontífices y pastores

Sínodo de los Obispos

Los obispos son los primeros responsables por el anuncio de la fe

Pío XII

En los obispos reside en su plenitud la dignidad del apostolado

San Agustín

Los obispos están colocados en lugar más alto y desde ahí vigilan sobre la grey

Sínodo de los Obispos

Las insignias del obispo simbolizan su vocación y dignidad

III – La triple misión de los obispos, un verdadero oficio de príncipe


 Código de Derecho Canónico

La consagración episcopal confiere la función de santificar, enseñar y regir

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

El obispo gobierna en nombre del mismo Cristo

Catecismo de la Iglesia Católica

El obispo recibe una gracia de fortaleza para guiar la Iglesia

Concilio Vaticano II

Principales dispensadores de los misterios de Dios, promotores y guardianes de la vida litúrgica

Juan Pablo II

Santificar al pueblo: misión decisiva confiada a los obispos

Benedicto XVI

El episcopado no es un oficio de carácter administrativo o sociológico

IV – Conocer la doctrina es una obligación inherente al ministerio episcopal


 Santo Tomás de Aquino

Para el obispo la doctrina es prioridad
Conocer la doctrina para guardar al rebaño de las insidias de los herejes

Congregación para los Obispos

El obispo debe siempre profundizar sus conocimientos teológicos

Juan Pablo II

La formación teológica de los presbíteros es responsabilidad de los obispos

V – Dar el buen ejemplo, un deber primordial de los obispos en coherencia con la santidad de doctrina


Concilio Vaticano II

Obligación de dar el ejemplo de santidad

Congregación para los Obispos

Modelo en la recepción de los sacramentos

Benedicto XVI

Los hombres escuchan más a los testigos que a los maestros

Juan Pablo II

Sin el testimonio de santidad el obispo pierde la credibilidad

Pablo VI

No pueden ser dispensadores de los misterios los que no aseguran a sí mismos sus riquezas

Juan Pablo II

La figura ideal del obispo sigue siendo la del pastor santo
El obispo que no vive lo que enseña transmite un mensaje contradictorio

San Alfonso María de Ligorio

El obispo debe ir delante los fieles por el camino de la virtud

San Agustín

El obispo que vive mal es homicida de sus ovejas

Santo Tomás de Aquino

El mal ejemplo de un obispo lo hace acreedor de la perdición de los súbditos

Estudios relacionados

  • 152 – La Iglesia Católica en repetidas ocasiones ha servido de mediadora en favor de la solución de problemas que afectan a la paz, la concordia, la tierra, la defensa de la vida, los derechos humanos y ciudadanos

  • 150 – En la Iglesia es necesaria una unidad de doctrina y de praxis, pero ello no impide que subsistan diferentes maneras de interpretar algunos aspectos de la doctrina o algunas consecuencias que se derivan de ella

  • 140 – ¿Amamos a la Iglesia sabiendo incluso comprender sus defectos? La Iglesia también tiene defectos

  • 138 – La Iglesia es mujer. La mujer, en la Iglesia, es más importante que los obispos y los sacerdotes

  • 115 – Los Padres reunidos en el Concilio habían percibido la exigencia de hablar de Dios a los hombres de su tiempo en un modo más comprensible. Había llegado el tiempo de anunciar el Evangelio de un modo nuevo

  • Print Friendly, PDF & Email