3 – La pena de muerte contradice el designio de Dios sobre el hombre

Vivimos en una sociedad marcada frecuentemente con el sello de la violencia y que, por eso, busca la paz con ansia como tabla de salvación. Vemos, sin embargo, que para alcanzar esta paz parece dejarse al alcance del crimen las riendas del derecho, poniendo de lado algunos conceptos básicos de justicia ¿Qué luz arroja la Iglesia sobre las sanciones de la autoridad pública a los delitos que atentan contra el bien común? ¿La Iglesia condena absolutamente la pena de muerte? Aclaremos conceptos…

Francisco

Cita ACita BCita C

 Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

Autores

Sagradas Escrituras

Las autoridades deben hacer justicia y castigar al que obra mal

Catecismo Romano

La represión de la delincuencia garantiza la vida querida por Dios

Catecismo Mayor de San Pío X

Hay casos que es lícito quitar la vida al prójimo

Catecismo de la Iglesia Católica

La Iglesia no excluye el recurso de la pena de muerte

León XIII

El derecho divino y natural permite matar un ser humano en razón pública justa

Juan Pablo II

Cuando la defensa de la sociedad lo exige, se debe aplicar la pena capital

Pío XII

El justamente condenado a la muerte se ha desposeído de su derecho a la vida por su crimen

San Agustín

Dar muerte a reos de crímenes es una excepción señalada por la autoridad divina
Santos varones castigaron con la pena de muerte algunos pecados
El temor de las leyes reprime los malos y da seguridad a los buenos

Santo Tomás de Aquino

Matar a los malhechores no es homicidio
Se debe aplicar la pena de muerte para la conservación del bien común
La justicia humana debe conformarse a la justicia divina

Es por caridad que el juez sentencia el malhechor pernicioso a los demás
Print Friendly, PDF & Email