97 – No he dicho nada más de lo que está en la Doctrina Social de la Iglesia

indu-gato_por_liebre

Se cuenta que, en épocas pasadas, la frecuente mala calidad de las comidas que se ofrecían en posadas y mesones llegó a un tal colmo que los comensales antes de sentarse a la mesa decían: “Si eres cabrito, mantente frito; si eres gato, salta del plato”. Este gracioso “conjuro”, claro está, nunca surtió efecto, sin embargo con el correr del tiempo originó el popular dicho: “dar gato por liebre”, usado desde entonces por el pueblo para expresar el artificio malévolo de aquellos comerciantes que ofrecían productos y servicios de dudosa calidad, no obstante con el aura de lo verdadero y bajo la apariencia de la más estricta legalidad.

Esta situación que se constata en el ámbito económico ¿tiene su aplicación en el campo de las ideas y las doctrinas? Es un interrogante que nos asalta con fuerza –y que cada vez causa más perplejidad– cuando se analiza con atención el conjunto de enseñanzas de Francisco con respecto a la Propiedad Privada y el Libre Mercado, los pobres y la Doctrina Social de la Iglesia.

Juzgue cada cual si las inquietudes que nos han acometido tienen fundamento; pues lejos de nuestra intención está el querer ofrecer a los lectores que nos acompañan, un… “gato por liebre…”


—“Millones mueren de hambre”—
La solución: ¿una reforma agraria socialista?


Francisco durante su intervención en el I Encuentro Mundial de Movimientos Populares, 28 de octubre de 2014, dio un inusitado apoyo a los promotores de la Reforma Agraria socialista que asistían a su discurso:

10_37807“La otra dimensión del proceso ya global es el hambre. Cuando la especulación financiera condiciona el precio de los alimentos tratándolos como a cualquier mercancía, millones de personas sufren y mueren de hambre. Por otra parte se desechan toneladas de alimentos. Esto constituye un verdadero escándalo. El hambre es criminal, la alimentación es un derecho inalienable. Sé que algunos de ustedes reclaman una reforma agraria para solucionar alguno de estos problemas, y déjenme decirles que en ciertos países, y acá cito el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, ‘la reforma agraria es además de una necesidad política, una obligación moral’ (CDSI, 300). No lo digo solo yo, está en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Por favor, sigan con la lucha por la dignidad de la familia rural, por el agua, por la vida y para que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra”. (I EMMP, 28 de octubre de 2014)

Dos importantes puntualizaciones a ser destacadas

Sobre estas relevantes palabras, hay que hacer algunas puntualizaciones.


I – “El hambre es criminal”, “la alimentación es un derecho inalienable”


libreta

Tarjeta de racionamiento venezolana

En primer lugar, Francisco no especifica cuáles son los países donde son millones los que sufren y mueren de hambre. ¿Se refiere a los 30 millones de venezolanos que son víctimas de la dictadura Chávez-Maduro, sumidos actualmente en la peor crisis de desabastecimiento de su historia, y ya notificados por Maduro que deberán cambiar sus tarjetas de racionamiento por un nuevo sistema digitalizado para la compra de alimentos? (Infobae, 8 de mayo de 2015). Sin duda esta digitalización es un gran progreso… progreso en el férreo control y fiscalización de los organismos de seguridad del régimen socialista bolivariano.

(Fuente: Univisión, 21 de agosto de 2014)

¿Francisco se estará refiriendo a los desdichados 10 millones de cubanos que realmente sufren hambre y extrema pobreza como declaró Mons. Bruno Musaró cuando fue Nuncio Apostólico en la Habana hasta los primeros meses del año 2015?

(Fuente: martinoticias.com, 26 de agosto de 2014)

Confirmando las declaraciones de Mons. Bruno Musaró, la ONU a través del Programa Mundial de Alimentos ha presentado para Cuba un plan de lucha contra el hambre –eufemísticamente llamado “apoyo a la seguridad alimentaria” (sic)– del que se beneficiarán siete provincias de la Isla: Pinar del Río, Matanzas, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo. Se trata del llamado “Programa de País”, que se aplicará en el periodo 2015-2018. (Diario de Cuba, 25 de agosto de 2015)

Si el hambre, en palabras de Francisco, es “criminal” y “la alimentación un derecho inalienable”, ¿por qué motivo durante su viaje a Cuba (19-22 de septiembre de 2015) no hizo ninguna alusión a este “crimen” al que diariamente y por cincuenta años han sido sometidos los cubanos?


Datos más precisos sobre el hambre en el mundo


Volviendo al discurso que Francisco dirigió a los miembros de los Movimientos Populares, creemos que nadie consideraría superfluo que el obispo de Roma, hablando de un problema que envuelve cuestiones técnicas, presentase al menos un informe o un estudio especializado sobre los problemas alimentarios que afectan al mundo. En efecto, su categórica afirmación: “millones de personas sufren y mueren de hambre”, proferida en una intervención pública que debería pretender aportar algo al magisterio, merecería una demostración apropiada. ¿Existen países con déficit alimentario? ¿Cuáles son esos países? ¿Qué motivos generan ese déficit? ¿Cuántos millones son estos seres humanos que padecen hambre? ¿Cuántos son los que mueren por falta de alimento? ¿Estos millones de muertos fueron calculados con base en estadísticas diarias, mensuales o anuales? Como se puede observar pocas cuestiones, una vez formuladas, suscitan tanto interés exigiendo respuestas cabales y satisfactorias. Pese a que Francisco no aportó ningún estudio o trabajo especializado sobre la materia que abordó, no deja de ser significativo que a este propósito, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su último informe publicado precisamente en Roma, 2015, responde en parte a estas interrogantes.

Decimos “responde en parte” pues el informe de la FAO: “El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2015”, al analizar los países y las zonas afectadas por las crisis prolongadas de alimentación, no presenta datos, ni tampoco estadísticas a propósito de los “millones” de seres humanos que “mueren de hambre”. (FAO)


Algunos hambrientos olvidados…


Ahora bien, frente a este informe técnico y especializado, ¿qué debemos pensar a propósito del juicio emitido por Francisco sobre el hambre? Con respecto a su primera aserción: “millones de personas sufren hambre”, ella no admite dudas. Siendo la población de Cuba y Venezuela de 11,2 y 30,4 millones respectivamente, descontando a todos los funcionarios confiables de los aparatos gubernamentales que sustentan estos regímenes dictatoriales, ya tenemos 40 millones de hermanos que padecen hambre.

Pero con respecto a la segunda afirmación, grave por causa de las repercusiones morales que acarrea: “Millones mueren de hambre” ¿Qué pensar del informe de la FAO que no alude a tal número de víctimas?

¿Será que les faltó rigor científico y académico a los estadísticos sociales y a los economistas que elaboraron este informe de la FAO? ¿Quién se atrevería a emitir un juicio tan crítico y categórico, sin pruebas que lo avalen? Por lo tanto, la pregunta clave que se debe formular es: ¿existen o no estudios demográficos analizando el fenómeno del hambre como causante de “millones de muertos”? Si estos estudios existen ¿qué organismo o centro de estudios los realizó? ¿Estos estudios son confiables desde el punto de vista técnico y científico? ¿Cuáles son los datos que han recolectado para determinar las causas que provocan ese mal de la humanidad? Mientras estos estudios no sean presentados, desgraciadamente sobre la tajante afirmación de Francisco, siempre penderán las incógnitas. ¿Dónde mueren esos millones? ¿Cuántos millones son? ¿Cuándo murieron? ¿Cuál es la causa del hambre que les provoca la muerte?


La triste realidad del hambre: sus verdaderas causas


Ahora bien, no obstante, los especialistas de la FAO, en su referido informe, no hablen de “millones de muertos por causa del hambre”, sí mencionan un acontecimiento triste y objetivo: la muerte de 250.000 personas por una grave hambruna sufrida en Somalia entre el 2010 y 2012. ¿Su causa? Los conflictos armados y las sequías (pág. 41). Sobre este particular es importante tener presente que los especialistas de la FAO indican como las causas principales de esta inseguridad alimentaria que afecta a determinados países, dos importantes factores. De un lado, los conflictos violentos, los desórdenes sociales y la inestabilidad política (Págs. 41-42). De otro, las catástrofes climáticas (Págs. 43-44).

Entre los países identificados en el 2012 con crisis prolongadas de alimentación figuran: Afganistán, Burundi, el Chad, el Congo, Costa de Marfil, Eritrea, Etiopía, Guinea, Haití, Iraq, Kenya, Liberia, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo, la República Popular Democrática de Corea, Sierra Leona, Somalia, el Sudan, Uganda y Zimbabwe (nota 58).

Por consiguiente, estos dos factores indicados por el informe de la FAO, causantes de la inseguridad alimentaria, cuyos efectos nocivos sobre la población ocasiona que ella se torne “vulnerable a la muerte, la enfermedad y la perturbación de los medios de vida durante un período de tiempo prolongado” (Pág 40); no coinciden con el único factor de muerte apuntado por Francisco en su discurso a los Movimientos Populares. ¿Cuál? Recordemos que en su opinión, es simplemente el “mercado financiero”: “Cuando la especulación financiera condiciona el precio de los alimentos tratándolos como a cualquier mercancía, millones de personas sufren y mueren de hambre.”

Considerando que Francisco, por un lado, guardó silencio a propósito de las penurias que sufren los cubanos por más de cinco décadas, fruto del socialismo ¿el hambre es o no es un “crimen” y “la alimentación es o no es un derecho inalienable”? Y que por otro lado, una vez que no demostró de modo indiscutible su dictamen sobre la causa que origina “millones de muertos de hambre”, juzgue cada cual. ¿Es válido preguntarse por el célebre refrán que titula este estudio?


II – La reforma agraria que exige Francisco versus la reforma agraria que propicia el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (CDSI)


Un segundo punto a ser destacado dice respecto a los personajes “conocidos” de Francisco. Recordemos que en este discurso que estamos analizando, Francisco declaró:

10_37807“Sé que algunos de ustedes reclaman una reforma agraria para solucionar alguno de estos problemas”, [es decir, los] “millones de personas que sufren y mueren de hambre”.


Nota: ¿Quiénes son estos personajes cercanos a Francisco? Considerando el conjunto de 86 organizaciones que participaron en el I Encuentro de Movimientos Populares, sin duda, el grupo presente con más “garra, entrega y sed de justicia” era el “Movimiento de los sin Tierra” del Brasil. Sus conquistas revolucionarias que constan en su “curriculum vitae” así lo atestiguan: 2.500 ocupaciones de tierras; 7,5 millones de hectáreas de tierra ocupadas y 900 campamentos. (Fuente: movimientospopulares.org). Son éxitos que enorgullecerían tanto a Marx, Lenin, Stalin Mao, como al Ché Guevara, Chávez, los hermanos Castro, Maduro, Evo, etc.

stedile_papa-890x395

Francisco saluda a Stedile durante el I Encuentro de Movimientos Populares. Roma, octubre de 2014

El líder de este movimiento, Joao Pedro Stedile, miembro del comité de organización del II Encuentro Mundial de Movimientos Populares, podía estar satisfecho por esa mención pontificia que apoyaba tan claramente a su facción, aquella que mueve a las masas en diversas áreas rurales de Brasil. La ideología marxista que inspira Stédile y su lucha por la realización de una reforma agraria socialista fue demostrada ampliamente en un anterior estudio que presentamos (ver aquí). A modo de actualización, veamos este otro documento del año 2012:

(Fuente: Youtube, marzo de 2015)


A continuación, Francisco agregó:

10_37807“y déjenme decirles que en ciertos países, y acá cito el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, ‘la reforma agraria es además de una necesidad política, una obligación moral’ (CDSI, 300)”.


¿Habrá leído Francisco todo el CDSI?


compendio-doctrina-social-de-la-iglesia-1-728No deja de ser sugerente constatar que una vez más estamos ante una afirmación que exige algunas precisiones. Más aún, como podremos comprobar, la propia referencia que ha citado Francisco, se vuelve contra su propio discurso. El n. 300 del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, citado por Francisco, efectivamente se refiere a la Reforma Agraria. No obstante, la lectura del documento que es citado por el Compendio, y que probablemente Francisco no leyó o no quiso leer en su integridad, apunta hacia dos importantes tópicos. Estos dos tópicos, se apartan y contradicen los principios ideológicos que fundamentan la clásica Reforma Agraria socialista defendida por los movimientos populares y de modo específico por los miembros de MST-Brasil que asistían muy contentos al discurso de Francisco y que ahora deben de sentirse especialmente estimulados para proseguir sus actividades delictivas… ¡con apoyo del Papa!


1) El CDSI promueve la propiedad privada


El n.300 del CDSI cita el documento “Para una mejor distribución de la tierra. El reto de la reforma agraria”, n.13, de 23 de noviembre de 1997, del Pontificio Consejo «Justicia y Paz». En este numeral se indica que en los países en desarrollo, la concentración de la tierra hace frente a algunos nudos estructurales que es necesario resolver.

  • Carencia y retraso a nivel legislativo para el reconocimiento del título de propiedad de la tierra y sobre el mercado de crédito.
  • Falta de interés por la investigación y la capacitación agrícola
  • Negligencia por los servicios sociales y por la creación de infraestructuras en las áreas rurales.

2) El CDSI promueve la abertura hacia el mercado y las ventajas que ofrece la globalización


El mismo n.300 del CSDI citando esta vez el n.35 del documento arriba referido, concluye que “la Reforma Agraria constituye –como citó Francisco– “una necesidad política y una obligación moral” sin embargo el documento concluye: “ya que el no llevarla a cabo constituye, en estos países, un obstáculo para los efectos benéficos que derivan de la apertura de los mercados y, en general, de las ventajosas ocasiones de crecimiento que la globalización actual puede ofrecer”.

Por consiguiente, el CDSI en los nn. 13 y 35 promueve así, la propiedad privada y al mismo tiempo una reforma agraria que tiene por objetivo aprovechar los beneficios que derivan de “la apertura de los mercados”, es decir, de las transacciones comerciales de bienes o servicios, como además las favorables oportunidades de crecimiento que el proceso de la globalización puede ofrecer. ¿Será posible? El mercado… la bestia negra de Francisco.

¿En qué quedamos? ¿No era según las enseñanzas de Francisco, la “especulación financiera”, es decir, la compra y venta de productos (en este caso alimentos) con el objetivo de revenderlos para obtener beneficios económicos conforme a la fluctuación de los precios, la causa de “millones de hambrientos que sufren y mueren de hambre?


El CDSI: No es un manual de guerra ideológica, sino que defiende el libre mercado…


En otras palabras, el n. 300 del CDSI leído en su integridad, promueve una reforma agraria con fundamento en la iniciativa privada, instando para que se favorezca al propietario rural desde el punto vista jurídico y económico. Al mismo tiempo desea que este propietario obtenga ganancias y crezca económicamente… (¡tragedia para los movimientos populares!) ¡Y lo peor! Conforme a las “demoniacas” estructuras del capitalismo privado, o sea, el libre mercado y la globalización.

En efecto, la Reforma Agraria socialista promovida por los movimientos populares, de modo específico por MST-Brasil, siendo éste último un grupo de ideología marxista, promueve el comunitarismo, que niega cualquier enriquecimiento privado. Siguiendo el modelo cubano, el Estado socialista es el único latifundista y el único propietario de los bienes de producción, o sea, el manido Capitalismo de Estado. ¿Es esto lo que enseñó León XIII en su Encíclica “Rerum novarum” cuando dio origen a la Doctrina Social de la Iglesia? ¿Es esta economía socialista la que postularon todos los Papas posteriores? ¿Es el comunismo lo que enseña el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia?

Frente a esta diferencia de “reformas agrarias” qué pensamientos nos vienen a la mente cuando leemos que Francisco agregó:

10_37807No lo digo solo yo, está en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Por favor, sigan con la lucha por la dignidad de la familia rural, por el agua, por la vida y para que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra.

Con todo respeto y sin ánimo de ofender, pedimos que Francisco lea el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia porque lo que allí está escrito no coincide con sus enseñanzas, por más que insista, como en la reciente entrevista en el avión, rumbo a Estados Unidos. ¿O nos están dando gato por liebre?…


Francisco

10_37807

Cita ACita BCita C

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores

I- La Doctrina Social de la Iglesia nace de su doctrina inalterada e inalterable
II- La Doctrina Social de la Iglesia no depende de las ideologías, se opone a la lucha de clases y las doctrinas comunistas

I- La Doctrina Social de la Iglesia nace de su doctrina inalterada e inalterable

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

En la Doctrina social de la Iglesia se pone en acto el Magisterio en todos sus componentes y expresiones, exigiendo la aceptación y adhesión de los fieles

Pío XI

La Doctrina Social de la Iglesia nace del anhelo de que la doctrina inalterada y absolutamente inalterable de a Iglesia salga al paso de las nuevas necesidades sociales

Pío XII

La Doctrina Social de la Iglesia se fundamenta en el Derecho Natural y en la Ley de Cristo. Por lo tanto, no tiene necesidad de ser retocada
Los principios de la Doctrina Social Católica son los más conformes con la vida natural y sobrenatural del ser humano
La doctrina social católica guía segura para lograr el orden, la paz y la tranquilidad en el relacionamiento de las diversas categorías sociales

Juan XXIII

El testimonio más insigne de la Doctrina Social de la Iglesia que se fundamenta en la caridad es la Encíclica Rerum Novarum de León XIII

Pablo VI

La Iglesia fundada en el amor de Cristo posee una doctrina social llamada a difundir la verdad evangélica para iluminar todos los sectores de la vida humana
La Iglesia profesa y enseña una doctrina estable y segura que dimana del propio Dios

Benedicto XVI

La caridad, síntesis de toda ley, es la vía maestra de la Doctrina Social de la Iglesia
La doctrina social de la iglesia anuncia el amor de Cristo en la sociedad
La Doctrina Social de la Iglesia argumenta desde la razón y el derecho natural: Ella desea contribuir para purificar la razón y aquello que es justo
El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia ayuda a entrever la riqueza de la sabiduría que viene de la experiencia con Dios, Cristo y de la acogida sincera del Evangelio

II- La Doctrina Social de la Iglesia no depende de las ideologías, se opone a la lucha de clases y las doctrinas comunistas

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

La Doctrina Social de la Iglesia no depende de las diversas culturas ni de las ideologías: ella no sufre condicionamientos ni corre el riesgo de disolución

Pío XI

Si algunos católicos no proceden correctamente en el campo económico-social, muchas veces se debe a que no conocen las enseñanzas de los Papas en esta materia
La prensa católica debe promover la doctrina social de la Iglesia, denunciar a los enemigos y poner en guardia contra los astutos engaños de los comunistas
La doctrina de la Iglesia en materia social promueve el equilibrio entre la verdad y la justicia, alejada de los errores comunistas y de los partidos políticos que los siguen

Pío XII

El programa social de la Iglesia lucha lealmente por los trabajadores no para excitar en ellos el odio de clases
Cuando el estadista cristiano abandona la experiencia objetiva y los principios de la Doctrina Social de la Iglesia, se transforma como que en un “heraldo carismático” de una tierra nueva
Los explotadores de la lucha de clases pintan a la Iglesia católica como adversaria de los desheredados de este mundo. En respuesta el verdadero cristiano no puede desviarse un solo paso de la Doctrina Social de la Iglesia
La doctrina social de la Iglesia es la piedra de parangón para substraerse de las insidias de aquellos que confunden a los trabajadores

Pablo VI

La Iglesia depositaria de un mensaje divino indica la vía segura para alejarse de doctrinas falsas y destructoras del recto vivir

Juan Pablo II

La lucha de clases, las invasiones de tierra y edificios públicos o privados no están comprendidos en la Doctrina social de la Iglesia
La Doctrina Social de la Iglesia es fuente de unidad y de paz frente a los conflictos socio-económicos
La Doctrina social de la Iglesia al estar fundamentada en Jesucristo no puede proponerse como una “ideología” o como una “tercera vía” de tipo político y social
La Doctrina Social de la Iglesia excluye la “lucha de clases” por ser extraña al Evangelio
Print Friendly, PDF & Email