109 – Los pobres están en el centro del Evangelio, son el corazón del Evangelio: si quitamos a los pobres del Evangelio no se comprenderá el mensaje completo de Jesucristo

Del corazón brota el amor, del corazón brota la compasión, del corazón fluye la vida. En un hogar, los hijos son la preocupación principal de la familia, pero el corazón es la madre. Sin la madre, ¿qué son los hijos?

En la vida cristiana, también tenemos un corazón que ama, que compadece, que da vida, pero no es un corazón de una madre sino un Divino Corazón: es Jesús. Él mismo es el corazón que vela por sus hijos, que cuida de los pobres, tanto los de bienes materiales como de espirituales. Jesús es el Corazón de la Buena Nueva, que anuncia a todos sin excepción el mensaje de salvación. Es el proprio redentor que nos estimula en el camino de conversión con palabras de compasión: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré” (Mt 11, 28). Tenemos cuidado en no atribuir a los hijos, objeto del desvelo de la madre, el corazón, que es de ella. Sin Jesús, ¿que sería de los pobres? El Evangelio es sobre todo el anuncio de Jesús Cristo y su amor por nosotros.

Francisco

563317_papa_francisco_mendigos_capilla_sixtina

Cita ACita BCita CCita D

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
I – El Evangelio es sobre todo Cristo y la Buena Nueva
II – El mensaje de conversión y de salvación es el corazón del Evangelio
III – El mensaje del Evangelio es destinado a todos, ricos y pobres
IV – Los pobres según el Evangelio

I – El Evangelio es sobre todo Cristo y la Buena Nueva

Juan Pablo II

Jesús es el Evangelio
La palabra principal del Evangelio es la venida del Hijo del Hombre
Si no hay lugar para Cristo, tampoco hay lugar para el hombre
La predicación íntegra de Jesucristo debe ser una prioridad
La Iglesia debe predicar la verdad que Dios nos ha dado a conocer

Benedicto XVI

Cristo vive en las Sagradas Escrituras

Pablo VI

No hay evangelización verdadera sin el anuncio del nombre de Jesús

II – El mensaje de conversión y de salvación es el corazón del Evangelio

Benedicto XVI

El amor de Dios para los hombres es el corazón del Evangelio

Juan Pablo II

Evangelio quiere decir Buena Nueva y la Buena Nueva es Jesús
El programa de evangelización del tercer milenio es el mismo de siempre: Cristo
El Evangelio es el libro de la vida eterna
En el centro de la Buena Nueva se halla la persona del Redentor
La Buena Nueva de Cristo indica conversión
En lo más íntimo del corazón del Evangelio está la cruz

Pablo VI

El centro de la Buena Nueva es la liberación del pecado

Congregación para el Clero

Como núcleo y centro de la Buena Nueva Cristo anuncia la liberación del pecado

Catecismo de la Iglesia Católica

El Misterio Pascual está en el centro de la Buena Nueva

III – El mensaje del Evangelio es destinado a todos, ricos y pobres

Benedicto XVI

El Evangelio transmite un mensaje universal: “Haced discípulos a todos los pueblos”

Juan Pablo II

Todos los hombres son pobres de espíritu
Jesús manda amar al otro, no sólo al pobre
El Evangelio es mensaje universal de salvación
La Buena Nueva es destinada a todos los hombres en todos los tiempos

IV – Los pobres según el Evangelio

Juan Pablo II

Los pobres de espíritu son los que acogen la verdad y la gracia

Pío XI

Los pobres de espíritu son los que aman más los bienes espirituales que los materiales

Congregación para la Doctrina de la Fe

Todos los hombres deben ser pobres de corazón

Catecismo Mayor de San Pío X

Tener el corazón desprendido de las riquezas es ser pobre de espíritu

San Agustín de Hipona

Los que temen a Dios son pobres en espíritu

San Juan Crisóstomo

Los pobres de espíritu son los humildes y contritos de corazón
Ser pobre de espíritu es estar predispuesto para cosas más elevadas

San Basilio Magno

La pobreza no salva a los avaros
Print Friendly, PDF & Email