103 – La unidad no la van a hacer los teólogos sino el Espíritu Santo. Me uno a ustedes como uno más

“La verdad no se impone de otra manera, sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra suave y fuertemente en las almas.” Sabias palabras de la Declaración Dignitatis Humanae, del Concilio Vaticano II. ¿Y qué es la teología sino la búsqueda y la explicitación de la verdad divina? En efecto, la reflexión teológica reaviva la fe, pues aquella verdad que es ofrecida por la Revelación sobrepasa las capacidades de conocimiento del hombre, pero no se opone a su razón. Una teología que no se funde en la especulación y en los estudios no existe. Por eso la vocación del teólogo es suscitada por el Espíritu Santo y su función es lograr, en comunión con el Magisterio, una comprensión cada vez más profunda de la Palabra de Dios contenida en la Escritura, inspirada y transmitida por la Tradición viva de la Iglesia. No pueden los teólogos presentar una reflexión teológica que contradiga estos elementos. Por esta razón, su discurso acerca de la unidad de los cristianos y del ecumenismo no debe ser distinto de lo que enseña la Santa Iglesia, como ya hemos visto en otras materias y ahora recordaremos. Tampoco el Papa, cabeza visible del Cuerpo Místico de Cristo, que es la Iglesia, puede ser “uno más” entre los pastores de sectas protestantes…

Francisco

maxresdefault-2

Cita ACita BCita C

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
I – La teología es una consecuencia natural de la búsqueda de la verdad
II –
La unidad de los cristianos sólo es posible en la única y verdadera Iglesia de Cristo
III –
El Papa no es “uno más” entre los pastores evangélicos pentecostales

I – La teología es una consecuencia natural de la búsqueda de la verdad

 Juan Pablo II

Es obligación moral grave buscar y seguir la verdad

Concilio Vaticano II (XXI Ecuménico)

La verdad no se impone de otra manera sino por la fuerza de la misma verdad

Santo Tomás de Aquino

La fe confiesa la verdad y la razón investiga la verdad
Sólo el conocimiento divino aquieta el deseo natural del hombre de conocer su fin
La teología o doctrina sagrada es una ciencia de revelación divina
La doctrina sagrada es una ciencia más especulativa que práctica
Teología: ciencia especulativa fundada en la luz de la ciencia divina

Pío X

Entre las materias que se ofrecen al espíritu la sagrada teología ocupa el primer puesto

Congregación para la Doctrina de la Fe

La teología, exigencia a la cual la Iglesia no puede renunciar
La teología que obedece al impulso de la verdad nace del amor y tiende a comunicarse

Sagradas Escrituras

La fe viene del oído

Juan Pablo II

El teólogo debe rechazar las opiniones que no se compaginan con la fe
El trabajo de los teólogos debe ser animado por el temor del Señor
El teólogo tiene su función inserta en la misión profética de la Iglesia
La fe es de algún modo “ejercicio de pensamiento”
El teólogo católico no puede obviar la Tradición para unir la Escritura y las preocupaciones del presente

Concilio Vaticano II (XXI Ecuménico)

La Sagrada Tradición, la Sagrada Escritura y el Magisterio de la Iglesia contribuyen a la salvación de las almas
Los teólogos deben repartir el alimento de las Escrituras
El estudio de la Sagrada Escritura debe ser el alma de la teología
Los teólogos deben buscar un modo adecuado de llevar la doctrina a los hombres de su época

Pío XII

Los teólogos y filósofos católicos tienen el grave cargo de defender la verdad
El sagrado Magisterio es norma de verdad para cualquier teólogo
La especulación que descuida la investigación del depósito sagrado se hace estéril

Pablo VI

El teólogo debe estar atento y dócil para la luz del Espíritu Santo

Benedicto XVI

Debemos redescubrir el gusto de alimentarnos con la Palabra de Dios

Congregación para la Doctrina de la Fe

La justa libertad de los teólogos debe mantenerse en los límites de la Palabra de Dios

Concilio Vaticano I (XX Ecuménico)

Jamás hay que apartarse de los sagrados dogmas so pretexto de mayor conocimiento

San Atanasio

El que se aparta de la fe de la Iglesia deja de ser cristiano

II – La unidad de los cristianos sólo es posible en la única y verdadera Iglesia de Cristo

Sagradas Escrituras

Si alguien os anuncia un evangelio diferente del que recibisteis ¡sea anatema!

Pío IX

Equiparar la Religión verdadera con las falsas, pretender un consorcio entre Cristo y Belial
Es engaño decir que en el protestantismo se puede agradar a Dios
Las confesiones separadas de la Iglesia no constituyen parte de Ella
Condenación del Syllabus
Los que viven ajenos a la verdadera fe no pueden llegar a la eterna salvación

Pío XI

No se puede unir de cualquier manera en un solo cuerpo a todos los que se dicen cristianos
Un error capital: muchos cristianos quieren unirse a Roma sin abandonar sus falsas opiniones
No es posible la unión entre cristianos que defienden doctrinas contrarias
La diversidad de opiniones lleva al menosprecio de la religión
La unión de los cristianos se dará con el retorno de los disidentes a la única Iglesia verdadera

Pablo VI

El mensaje de Cristo es único y no admite indiferencia o sincretismo
En el diálogo subsiste un peligro

Concilio Vaticano II (XXI Ecuménico)

El misterio de la unidad de la Iglesia de Cristo es como un lábaro alzado ante todos los pueblos
Los hermanos separados no gozan de aquella unidad que sólo existe en la Iglesia Católica
En el diálogo ecuménico es necesario que se exponga con claridad toda la doctrina
Entre estas comunidades y la Iglesia Católica hay discrepancias esenciales
La unidad a la que están llamados todos los hombres es en la doctrina de los Apóstoles
La Iglesia Católica es necesaria para la salvación
La única y verdadera religión subsiste en la Iglesia Católica

Congregación para la Doctrina de la Fe

La única unión verdadera con los cristianos separados es mediante su vuelta a la verdadera Iglesia
No imaginarse la Iglesia de Cristo como una suma de comunidades cristianas
La unicidad de la Iglesia fundada por Cristo es verdad de fe

Catecismo de la Iglesia Católica

La gran riqueza de la diversidad de dones no se opone a la unidad católica

Juan Pablo II

El ecumenismo no consiste en renunciar a los tesoros de la Iglesia
La acción universal del Espíritu Santo es inseparable de la Iglesia verdadera
El anuncio de Cristo y el diálogo interreligioso no deben ser confundidos
Otras comunidades no poseen la plenitud de la Iglesia Católica
El diálogo debe llamar a la conversión, enunciando la fe católica con claridad

Benedicto XVI

Un tipo de diálogo ecuménico ajeno al espíritu del Concilio Vaticano II
La unidad operada por el Espíritu se manifiesta en la profesión íntegra de la fe

Comisión Teológica Internacional

El diálogo entre las religiones no puede ocasionar el sincretismo

Juan Pablo II

Los cristianos hoy se sienten extraviados, confusos, perplejos e incluso desilusionados…

III – El Papa no es “uno más” entre los pastores evangélicos pentecostales

León XIII

Hay hombres que son principales en la sociedad

Concilio de Trento (XIX Ecuménico)

Los cristianos no gozan de igual potestad espiritual… a fortiori el Papa

Bonifacio I

No se puede poner nadie por encima del Papa

Concilio de Florencia (XVII Ecuménico)

El Papa tiene plena potestad de apacentar, regir y gobernar a la Iglesia universal

Juan Pablo II

Por sincera humildad tener conciencia de la dignidad del Papado

Concilio Vaticano II (XXI Ecuménico)

El Vicario de Cristo tiene plena, suprema y universal potestad

Benedicto XV

Pedro es el común maestro y rector de todos

Descubre otra innovación:  

¿Qué es la familia para la Iglesia? ¿Cualquier tipo de unión?