102 – La familia es una realidad social, de cultura. No podemos calificarla con conceptos de naturaleza ideológica. No se puede hablar hoy de familia conservadora o familia progresista: la familia es familia

Esta página, cuya finalidad no es otra que la de aclarar un poco las ideas tan confusas de estos días que corren, ya tiene un cierto tiempo de existencia y, según se había previsto, ha recibido, recibe y recibirá palos por todos los lados. Entre las acusaciones que nos lanzan se encuentra la de que, en la mayor parte de nuestros estudios, le buscamos tres pies el gato, o sea, que queremos forzar en las palabras de Francisco un sentido que él no quiso darles. Quien así piensa, parece no haber entendido la finalidad de este trabajo, ni el funcionamiento de cada entrada.

Antes de nada, a un maestro se le exige claridad… mucho más a un Sumo Pontífice en una época donde cualquier lapso es aprovechado por los enemigos de la Iglesia para sus pésimos objetivos. Si tantas veces declaraciones de Juan Pablo II o de Benedicto XVI fueron retorcidas por aquéllos para confundir a la opinión pública, sería de ingenuos pensar que no vaya a ser hecho lo mismo con ciertas palabras de Francisco que ponen en bandeja un uso malintencionado. Unas veces porque en ellas hay que adivinar con la mejor de las voluntades su sentido ortodoxo, cerrando los oídos al choque que producen. Otras porque obligan a hacer un malabarismo intelectual para armonizar enunciados que, a primera vista, parecen contradecir algo que se dice pocas líneas abajo. Y así, tantas otras circunstancias. No hay más que ver los constantes desmentidos y aclaraciones que la Sala de Prensa de la Santa Sede tiene que emitir a propósito de dichos y hechos de Francisco. Si esto no es fácil para quien tiene buena voluntad, parece un poco difícil exigírselo a quienes tienen por curiosa afición rebuscar carroña para usarla de arma arrojadiza contra la Iglesia. Esta es la razón por la que, en muchas de nuestras entradas queremos, sobretodo, mostrar objetivamente la doctrina católica en su palmaria claridad a fin de que nadie pueda justificarse en las palabras del Obispo de Roma para atacar la verdad. Es el caso que nos ocupa en este estudio.

En las palabras de Francisco que serán analizadas vemos en pocas líneas las siguientes afirmaciones:

  • La familia es una realidad antropológica.

  • En consecuencia, una realidad social, de cultura.

  • No podemos calificar la familia con conceptos de naturaleza ideológica.

  • La familia es familia.

Después de leer y releer estas palabras, confesamos que no conseguimos entender el sentido más profundo y mucho menos la intención que tuvo Francisco al pronunciarlas, pues, a primera vista, parecen contener una enorme contradicción. Si la familia, por ser una realidad antropológica, es una realidad social, de cultura –se entiende, por lo tanto, que la sociedad y la cultura de su tiempo pueden modelarla–, ¿cómo no se la puede calificar con conceptos ideológicos? Pero, una línea después, nueva contradicción, “la familia es familia” y ya está. Perfecto, pero, ¿como puede ser entonces una realidad de cultura? En fin… que seguimos sin entender y, por eso, nos parece oportuno recordar la doctrina mucho más clara sobre la célula mater de la sociedad que la Iglesia viene enseñando hace 2000 años, tan actual y necesaria para un mundo donde estilos de vida abiertamente inmorales –¡realidades sociales y de cultura!– se implantan por todas las partes. Realmente, la familia no es progresista o conservadora, es familia conforme al plan de Dios, o simplemente no es familia.

Francisco

francisco-y-el-transexual-diego-neria

Cita A

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
I –La unión matrimonial sobre la que se funda la familia es una institución de derecho natural elevada a la categoría de sacramento y debe ser entendida en conformidad con los planes de Dios
II –
La familia según el Magisterio de la Iglesia
III –
Todas las concepciones inmorales de familia no son “familia”

I –La unión matrimonial sobre la que se funda la familia es una institución de derecho natural elevada a la categoría de sacramento y debe ser entendida en conformidad con los planes de Dios

Juan Pablo II

La familia es una realidad que deriva de la voluntad de Dios
La familia como pacto de amor duradero es de origen divina

Benedicto XVI

Institución de derecho natural basada en el matrimonio entre hombre y mujer

Juan Pablo II

Comprometidos a una comunión de vida

Juan XXIII

La familia se funda en el matrimonio uno e indisoluble

Catecismo de la Iglesia Católica

La familia es formada por un hombre, una mujer e hijos

Pío XI

Los hijos tienen derecho a ser educados por su madre y padre
El matrimonio fue instituido por Dios y elevado a sacramento por Cristo

León XIII

Cristo estrechó la sociedad del varón y de la mujer con la caridad
Vínculo más firme y más sagrado por medio de Cristo

Benedicto XVI

El matrimonio tiene valor como institución natural y como sacramento
El matrimonio confirió mayor profundidad al vínculo conyugal
El Señor es el centro y el corazón de la familia

Juan Pablo II

Los cónyuges cristianos están llamados a participar en la indisolubilidad que une a Cristo con la Iglesia

Santo Tomás de Aquino

El sacramento es un bien del matrimonio

Pío IX

Errores condenados sobre el matrimonio cristiano

Sagradas Escrituras

Los dos serán una sola carne

II – La familia según el Magisterio de la Iglesia

Benedicto XVI

La familia es un bien necesario, fruto del amor y donación total fundada en el matrimonio
Hoy las características esenciales del matrimonio sacramental son incomprendidas

Juan Pablo II

La indisolubilidad del matrimonio es signo del amor absolutamente fiel de Dios
El matrimonio cristiano es un sí total a los planes de Dios
Jesús, María y José, modelos para las familias

Concilio Vaticano II

La familia cristiana manifiesta la presencia del Salvador en el mundo

Juan XXIII

Del vínculo indisoluble nasce una familia ordenada y armónica

Catecismo Romano

Los bienes del matrimonio: la prole nacida de la legítima esposa

Pío XII

Familia numerosa es sinónimo de familia cristiana

Pío XI

La familia no se funda en sentimientos pasajeros sino en voluntades firmes

Comisión Teológica Internacional

El dinamismo hacia la procreación está intrínsecamente ligado a la inclinación natural que hay en el varón hacia la mujer

San Agustín de Hipona

Cuanto más castos son los esposos mejor es el matrimonio

III – Todas las concepciones inmorales de familia no son “familia”

Sagradas Escrituras

Todo lo que repudia a su mujer y se casa con otra adultera
Vínculo que perdura mientras vivan los conjugues

San Agustín de Hipona

Por ningún motivo es lícito abandonar a la consorte para unirse a otra

Benedicto XVI

Hoy la crisis del matrimonio graba en los hijos un tipo de familia alterado
No hay familia sin una estable unión entre un hombre y una mujer

Juan Pablo II

Hoy presenciamos una oposición a Dios por lo que se refiere a la esfera del matrimonio
Todo lo que no incentiva la fidelidad conyugal es anti-familia
Las ideologías sobre el género y uniones de hecho no corresponden al concepto de “familia”

Congregación para la Doctrina de la Fe

La unión fuera del matrimonio profana el templo del Espíritu Santo

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

Las uniones de hecho desacreditan el modelo de familia

Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica

Uniones fuera del matrimonio son ofensa a su dignidad

Pío IX

La familia es fruto del matrimonio, no del concubinato

Sagradas Escrituras

Una abominación para el Señor
Por haber practicado vicios contra naturaleza padecen la pena de un fuego eterno

Juan Pablo II

El vínculo entre personas del mismo sexo nunca constituirá familia
La Iglesia ha de luchar contra el reconocimiento de uniones ilegítimas
Un legislador cristiano no puede contribuir a crear leyes que perjudican la familia

Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

Uniones homosexuales nunca serán “matrimonio” o “familia”

Congregación para la Doctrina de la Fe

La familia es de ley natural y las relaciones homosexuales contrastan con esta ley
Las relaciones homosexuales son depravadas y en nada semejantes al matrimonio
La actividad homosexual es intrínsecamente inmoral

Pontificio Consejo para la Familia

Es contrario al sentido común igualar el matrimonio a una relación homosexual

Pío XII

Sodoma fue destruida a causa de sus delitos contra la familia

Catecismo de la Iglesia Católica

La homosexualidad es depravación grave y nunca puede recibir aprobación

San Agustín de Hipona

Los pecados de los sodomitas han de ser detestados y castigados siempre y en todo lugar

Descubre otra innovación:  

101 – ¿La santa ira de Jesús era fingida?