6 – ¿La consciencia errónea justifica?

Incluso en el fondo del alma del hombre más perverso brilla una centella inextinguible que le recuerda a cada momento la obligación de hacer el bien y evitar el mal. Por eso, nadie consigue cometer tropelías sin antes disculparlas delante de su conciencia. Francisco abre nuevos horizontes dentro de la Teología Moral al enseñar que Dios mira con agrado este procedimiento tan tristemente común en la naturaleza humana decaída.

Francisco

Cita A

 Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

Autores

Gregorio XVI

Los peligros de la libertad de conciencia

Concilio Vaticano II

El deber de la Iglesia de predicar al único Dios verdadero
El cristiano tiene elementos suficientes para adecuar su vida a la Ley Divina

San Agustín

Tienen ignorancia invencible los que fueron engañados por otros, pero buscan diligentemente la verdad

Pío IX

A pesar de la ignorancia invencible, es impío investigar sus límites

Pablo VI

Sólo la Iglesia puede formar adecuadamente la conciencia y los fieles deben cooperar en esta misión

Juan Pablo II

La conciencia errónea no se equipara al bien moral. El mal fruto de la ignorancia, no deja de ser un mal
Los cristianos hoy, en gran parte, se sienten extraviados, confusos, perplejos e incluso desilusionados…

Catecismo

La buena intención no justifica cualquier acto humano
Print Friendly, PDF & Email