Eugenio IV…

INICIO DEL PONTIFICADO 3,11.III.1431 – FIN DEL PONTIFICADO 23.II.1447

… juzga la idea de “conversión del papado” que tiene Francisco

  • La autoridad papal es mayor que la de un Concilio…

[Doctrina condenada] “La verdad sobre el poder del concilio general que representa a la Iglesia universal, declarado superior al del papa y de cualquier otro por los concilios generales de Constanza y por el presente de Basilea, es una verdad de fe católica. Esta verdad que el papa no puede de ningún modo, por propia autoridad, disolver un concilio general que represente a la Iglesia universal legítimamente convocado para una de las cuestiones especificadas en la mencionada verdad o para una de estas en particular, ni aplazarlo para otra fecha, ni trasladarlo en otro lugar, sin el consentimiento de este concilio, es una verdad de fe católica. Quien se opone con obstinación a las precedentes verdades debe ser considerado hereje.
[Condena]las proposiciones arriba mencionadas por razón de la mala interpretación dada por los mismos de Basilea, que de hecho se revela como contraria al sentido genuino de las sagradas Escrituras, de los santos Padres y del mismo concilio de Constanza, y así la pretendida sentencia de privación, de que se ha hablado, con todas las consecuencias presentes o futuras, como impías y escandalosas, y también tendentes a una escisión manifiesta de la Iglesia de Dios y a la confusión de todo el orden eclesiástico y de los príncipes cristianos. (Denzinger-Hünermann 1309. Eugenio IV, Decreto Moyses vir Dei, contra el Concilio de Basilea, 4 de septiembre de 1439)

… juzga la idea de gracia que tiene Francisco

  • Los sacramentos de la Nueva Ley contienen y confieren la gracia

Siete son los sacramentos de la Nueva Ley, a saber, bautismo, confirmación, Eucaristía, penitencia, extremaunción, orden y matrimonio, que mucho difieren de los sacramentos de la Antigua Ley. Estos, en efecto, no producían la gracia, sino que solo figuraban la que había de darse por medio de la pasión de Cristo; pero los nuestros no sólo contienen la gracia, sino que la confieren a los que dignamente los reciben. (Denzinger-Hünermann 1310. Eugenio IV, Bula Exsultate Deo, 22 de noviembre de 1439)

Print Friendly, PDF & Email