155 – Cualquier comunidad de la Iglesia, en la medida en que pretenda subsistir sin ocuparse de los pobres correrá el riesgo de la disolución

En el mismo día en que se dio la espectacular venida del Espíritu Santo en Pentecostés, los Apóstoles se quedaron tan llenos de fuerza y coraje, que en el mismo día Pedro, el primer Papa, convirtió con su predicación tres mil personas. De estas conversiones tenemos el primer testimonio eclesial: “Y perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. […] Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común” (Hch 2, 42-44). Está claro cuál era el fundamento de la comunión entre los fieles: la fe transmitida por los Apóstoles, la caridad, la Eucaristía y las oraciones. Se perpetuó en la Iglesia este paradigma hasta los tiempos modernos, siendo ahora amenazado de cambios con nuevos modelos que ponen los pobres en el centro.

Veamos lo que nos dice Francisco y recordemos cómo se logra la verdadera comunión en cualquier porción de la Iglesia, en qué consisten las prácticas religiosas y, finalmente, donde se encuentra la verdadera liberación del hombre.

Francisco

pobres

Cita ACita B

 Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoAutores
 

I – ¿Cuáles son los pilares de la unión entre los miembros de una comunidad de la Iglesia?
II – Las prácticas religiosas se ordenan rectamente y se dirigen a Dios. Por lo tanto, es imposible que en ellas se oculte mundanidad espiritual.
III – ¿Dónde se encuentra la verdadera liberación del hombre?

I – ¿Cuáles son los pilares de la unión entre los miembros de una comunidad de la Iglesia?

Benedicto XVI

Los pilares en que se fundan la comunión entre los fieles son: la fe, la caridad, la Eucaristía y los sacramentos

Catecismo de la Iglesia Católica

La Eucaristía realiza la unidad de los verdaderos creyentes

Santo Tomás de Aquino

Quién recibe este Sacramento está unido a Cristo e incorporado a sus miembros
La fe eucarística hace que los hijos de la Iglesia se unan mutuamente

San Agustín de Hipona

La Eucaristía une a los fieles

Catecismo Romano

Unidad sacramental que corresponde a la unidad del cuerpo místico

Concilio Vaticano II (XXI Ecuménico)

La unión de las comunidades se logra mediante la fe y la caridad

Catecismo de la Iglesia Católica

Lo que une a los miembros de la Iglesia es la profesión de la misma fe y la celebración común del culto divino

Juan XXIII

Para haber perfecta unión de los fieles con Cristo es necesario añadir la profesión externa de la fe

Juan Pablo II

La plena comunión deberá realizarse en la aceptación de toda la verdad
La unión misteriosa y visible no se puede conseguir sin la fe, sin la vida sacramental y sin la consiguiente coherencia de la vida moral

Pío XII

La armonía entre los fieles de Cristo está en las verdades reveladas

Pío X

Es necesaria la unión en la verdad y en la moral

León XIII

La verdadera unión entre los cristianos es la constituida por la unidad de la fe y del régimen

Benedicto XVI

La comunión de los bautizados se manifiesta visiblemente en los vínculos de la profesión de la integridad de la fe

Pablo VI

La solicitud por los hermanos no debe traducirse en una atenuación de la verdad

II – Las prácticas religiosas se ordenan rectamente y se dirigen a Dios. Por lo tanto, es imposible que en ellas se oculte mundanidad espiritual

Pío XII

Las prácticas religiosas nos arrancan de los atractivos del mundo y nos conducen a la santidad
Los ejercicios religiosos nos hacen adherir a Cristo Cabeza

San Agustín de Hipona

Mediante las prácticas espirituales, nosotros recibimos la convocatoria de vivir según el alma
Los que renunciaron al mundo sólo de palabra sirven de ocasión para seducir a los sencillos y apartarlos de la salvación católica

Santo Tomás de Aquino

Los actos de la religión son ordenados exclusivamente a Dios

III – ¿Dónde se encuentra la verdadera liberación del hombre?

Pío XII

Muchos cristianos no advierten que son engañados por los que presentan el cristianismo como una servidumbre

San Agustín de Hipona

El camino real y universal para la liberación del hombre es la gracia de Dios

Pablo VI

La liberación que la Iglesia debe predicar es ante todo el reino de Dios
La liberación del hombre es sobre todo del pecado y del maligno

Congregación para la Doctrina de la Fe

La liberación más radical es la del pecado y de la muerte
La auténtica liberación es ante todo de la bienaventuranza de los pobres de corazón

Juan Pablo II

La verdad trae consigo el principio de la auténtica liberación del hombre

Concilio Vaticano I (XX Ecuménico)

El abandono y rechazo de la religión cristiana ha sumergido a muchos en el abismo del materialismo y ateísmo

Descubre otra innovación:

brazil_pope_world_you_fran9¿La actual crisis de la Iglesia es real o ilusoria?

Print Friendly, PDF & Email