15 – La exclusión de la comunión a los divorciados de segunda unión no es una sanción. La comunión debe ser considerada como un remedio, no como un premio

Ciertas afirmaciones de Francisco a respecto de la Eucaristía han sido aprovechadas por los de siempre para fines perversos, sembrando el desconcierto entre los fieles más sencillos. Urge precisar términos más allá de las discusiones de alto nivel que se desarrollan en estos días y para eso, abundan las enseñanzas inmortales del Magisterio de la Iglesia, de una claridad meridiana… accesibles a cualquiera. “No temas, pequeño rebaño” (Lc 12, 32); la doctrina católica está sólidamente establecida a partir de la enseñanza de Jesucristo, ¿acaso se comprendería que en nuestros días esta doctrina fuera cambiada o reinterpretada por quienquiera que sea si fue dictada por el mismo Hijo de Dios?  

Francisco

 

Cita ACita B

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

Autores

Sagrada Escrituras

El que se casa con mujer divorciada comete adulterio
Los adúlteros no irán al Cielo
El que recibe la Eucaristía indignamente “come y bebe su propia condenación”

Catecismo de la Iglesia Católica

La Iglesia no tiene poder para pronunciarse contra la sabiduría divina

Concilio de Trento

Para recibir la Eucaristía es necesario estar en estado de gracia

Está excomulgado quién defiende públicamente que se puede comulgar en pecado

Juan Pablo II

Ningún cristiano, consciente de pecado grave, puede recibir la Eucaristía
Son los divorciados vueltos a casar, y no la Iglesia, los que se apartan a sí mismos de la Eucaristía

Pontificio Consejo para los Textos Legislativos

El estado permanente de pecado cierra las puertas de la Eucaristía

Pío XI

Cristo insiste en la indisolubilidad del pacto nupcial

Gregorio XVI

El matrimonio está sujeto a la Iglesia

Benedicto XVI

No distribuir la Comunión a los divorciados casados es una praxis de la Iglesia

Congregación para la Doctrina de la Fe

La comunión a los divorciados de segunda unión riñe con la doctrina de la Iglesia

Pablo VI

La fidelidad conyugal es un deber que debe ser proclamado

Concilio de Elvira

Que la mujer adúltera no reciba la comunión

Descubre otra innovación:  

¿La Iglesia puede hablar de condenar eternamente a alguien?

 

 

Print Friendly, PDF & Email