Francisco, tu paz no es la paz de Cristo…

Desde España, para el Denzinger-Bergoglio

“La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy yo como la da el mundo” (Jn 14, 27)

“Que el Señor nos dé la paz del corazón, que nos quite todo deseo de avidez, codicia, lucha. ¡No! ¡Paz, paz! Que nuestro corazón sea un corazón de hombre o de mujer de paz. Y más allá de las divisiones de las religiones: ¡todos, todos, todos! Porque todos somos hijos de Dios. Y Dios es el Dios de la paz. No existe un dios de la guerra: el que hace la guerra es el maligno, es el diablo, que quiere matar a todos”. (Homilía Santa Marta, 20 de septiembre de 2016)

Elocuente el contraste entre las suaves palabras de Hijo de Dios y el sermón matutino de Francisco. Erre que erre… pues una de las cosas en común de todos los líderes bolivarianos es la obstinación. No desisten de sus ideales absolutistas. Es la vieja fórmula comunista: todo por el pueblo y para el pueblo… incluso contra el pueblo.Continue Reading

Print Friendly, PDF & Email

La esfera y el poliedro… ¿Unidad en la diversidad o diversidad rumbo a una extraña unidad?

Desde los antiguos griegos, la esfera es considerada la forma perfecta por excelencia. Esta consideración filosófica sirvió de base a la escolástica para interesantes construcciones teológicas sobre el concepto de Dios y de Iglesia. Francisco, sin embargo, considera más perfecta la figura del poliedro, como símbolo de la “la unidad en la diversidad” que anhela su idea de ecumenismo ¿Es esta la de “un solo Señor, una sola Fe, un solo Bautismo, un Dios, Padre de todos” (Ef 4, 5) o qué es? ¿Quién o qué es ese misterioso poliedro? Entra en el Denzinger-Bergoglio y lo entenderás →

Print Friendly, PDF & Email