33 – “Cada uno tiene el derecho de seguir la religión que crea verdadera”

Últimamente es muy común oír afirmaciones a respecto del derecho a la libertad religiosa que mezclan conceptos y la confunden con la casi obligatoriedad de un pluralismo religioso que deje a todas las religiones, cristianas y no cristianas, en un nivel de paridad. Para algunos católicos esta tendencia suscita dudas, y en otros, una justa indignación. ¿Cómo es posible? Si Dios ha elegido una única Iglesia, ¿cualquier religión merece la misma consideración? ¿Es aceptable el culto de otras religiones diferentes a la que Él mismo fundó? Habiendo Cristo edificado su Iglesia con las características de unidad y santidad, ¿permitirá que su Esposa Mística sea desfigurada, pasando a los ojos del mundo como una adúltera, mezclándose promiscuamente con diferentes creencias y cultos, ajenos a los recibidos de su Esposo Místico? ¿Cuáles son los males y peligros a que un “sano pluralismo” puede exponer la Santa Iglesia? ¿Es lícito que un católico frecuente sinagogas y templos no católicos sin ofender su dignidad cristiana? De la confusión surgen estas y tantas otras preguntas que perturban a los que buscan honestamente la Verdad. Veamos que enseñan a este respecto los Padres de la Iglesia y los Papas anteriores

Francisco

Cita ACita B

Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

Autores

Sagradas Escrituras

Un Señor, una fe, un bautismo
No podemos entrar en comunión con Dios y con los demonios
No tengáis relaciones indebidas con los que no creen

Pío XI

Solo una religión puede ser verdadera: la revelada por Dios

Congregación para la Doctrina de la Fe

La única Iglesia elegida por Cristo es la Iglesia Católica

San Cipriano de Cartago

Que nadie corrompa la pureza de la fe con prevaricaciones infieles

Quien recoge en otra parte disipa la Iglesia de Cristo

Pío XI

Fomentar la unión entre los cristianos es difundir el pancristianismo

Juan XXIII

O se está con Cristo y su Iglesia, o bien sin Él y deliberadamente contra su Iglesia

Santo Tomás de Aquino

El que bebe el cáliz de los demonios se hace uno con ellos

San Justino Romano

Hay hombres que se reconocen cristianos, pero enseñan los preceptos del error

San Agustín

La fe debe ser abrazada libremente, pero el Señor castiga la perfidia

León XIII

Una depravación de la libertad: profesar la religión que se prefiera

Pío IX

La Verdad debe ser protegida y reprimida la propaganda del error

La libertad de culto propaga el indiferentismo

León XIII

Abrir los brazos a cualquier religión es arruinar a la católica

León Magno

Huid de los que enseñan los preceptos del error

Juan XXIII

La paz y la concordia brotan de la verdad evangélica


Descubre otra innovación:  

¿Hay que reformar la Iglesia y disminuir los preceptos?

 

Print Friendly, PDF & Email