156 – Amoris Laetitia versus Magisterio de la Iglesia

Uno de los puntos más polémicos de la ya comentadísima Amoris Laetitia es el que hace referencia a la llamada “ley de gradualidad”. Como no es novedad en Francisco, él atribuye este principio a otro, en este caso Juan Pablo II. Quien lo analiza en profundidad, sin embargo, puede sorprenderse y ser llevado a preguntarse sino es más bien un subterfugio para abolir la Ley de Dios en lo tocante a los mandamientos sexto y noveno del Decálogo, así como para subvertir las enseñanzas de Jesucristo sobre los sacramentos de la Eucaristía e del matrimonio. Entendamos de qué se trata y saquemos conclusiones…

Primera Parte | Segunda Parte | Tercera Parte y Enseñanzas del Magisterio

Primera Parte
Segunda Parte
Tercera Parte y Enseñanzas del Magisterio

Primera Parte | Segunda Parte | Tercera Parte y Enseñanzas del Magisterio

Francisco

catholicvs-papa-francisco-pena-de-muerte-pope-francis-death-penalty

Cita ACita BCita CCita DCita ECita FCita GCita HCita ICita JCita KCita L

 Enseñanzas del Magisterio

Entra en las diversas partes de nuestro estudio

ContenidoI – ¿Como ha considerado la Iglesia desde siempre la situación de los divorciados vueltos a casar? Por amor, nunca los engañó ni dejó de alertarlos sobre su estado irregularII – Consideraciones sobre el celo de la Iglesia por sus hijos en situaciones pecaminosas de las cuales es difícil salirIII – Dos mil años de la verdadera “ley de la gradualidad” o pastoral de los santos: trato sin durezas, pero tampoco condescendencias

I – ¿Como ha considerado la Iglesia desde siempre la situación de los divorciados vueltos a casar? Por amor, nunca los engañó ni dejó de alertarlos sobre su estado irregular
II
– Consideraciones sobre el celo de la Iglesia por sus hijos en situaciones pecaminosas de las cuales es difícil salir
III – Dos mil años de la verdadera “ley de la gradualidad” o pastoral de los santos: trato sin durezas, pero tampoco condescendencias

I – ¿Como ha considerado la Iglesia desde siempre la situación de los divorciados vueltos a casar? Por amor, nunca los engañó ni dejó de alertarlos sobre su estado irregular

Catecismo de la Iglesia Católica

El Catecismo declara claramente que Cristo condena el adulterio
El Catecismo no esconde la inmoralidad del divorcio y su gravedad delante Dios
La Iglesia ha dejado claro a los divorciados vueltos a casar que su situación contradice la ley de Dios

Congregación para la Doctrina de la Fe

Los pastores tienen el grave deber de advertir a los divorciados que su situación choca abiertamente con la doctrina de la Iglesia

Pío VII

Tan grave es el divorcio que incluso el juez que lo declara comete pecado mortal

Pío IX

Pío IX recuerda las amonestaciones de San Juan Crisóstomo sobre el pecado de contraer nupcias prohibidas

León XIII

Todos los pastores deben proclamar los avisos paternales del Papa contra el divorcio

Juan Pablo II

La ayuda pastoral a los divorciados consiste en reconocer la doctrina de la Iglesia

Benedicto XVI

El Sínodo de los Obispos confirma la praxis de la Iglesia, no admitiendo a los sacramentos a los divorciados casados de nuevo

II – Consideraciones sobre el celo de la Iglesia por sus hijos en situaciones pecaminosas de las cuales es difícil salir

Juan Pablo II

La Iglesia no queda indiferente ante este doloroso problema que afecta a tantos hijos suyos

Pío V

Los misioneros hacían que los salvajes sintiesen el yugo suave y ligero de la doctrina católica

Juan Pablo II

El misionero era un hombre que se preocupada con las debilidades del prójimo

San Alfonso de Ligorio

La Santa Iglesia tanto quiere salvar a las almas que tiene hijas que se ofrecen en holocaustos por los pecadores

III – Dos mil años de la verdadera “ley de la gradualidad” o pastoral de los santos: trato sin durezas, pero tampoco condescendencias

San Alfonso de Ligorio

En los caminos de Dios, no ir adelante es retroceder

Alonso Rodríguez, SJ

Ayudará mucho para alcanzar la perfección no hacer faltas de propósito
Para avanzar en la perfección no hay que parar en el camino de la virtud

Réginald Garrigou-Lagrange, OP

La vida interior supone el estado de gracia y una lucha contra todo lo que pudiera hacernos caer en el pecado
La “ley de gradualidad” de la vida interior: el hombre poco a poco se desprende del egoísmo, del amor propio, de la sensualidad y del orgullo

San Agustín de Hipona

El real y único camino para la liberación del alma
Los malos se hacen peores si resisten a la gracia

Santo Tomás de Aquino

No consigue la gracia quien por su culpa se sujeta a la servidumbre del pecado

Sagradas Escrituras

“Dios resiste a los soberbios, mas da su gracia a los humildes”

Descubre otra innovación:

pobres¿La unión entre los fieles se hace a través del cuidado de los marginados?