¿Quiénes somos?

Esta página es administrada por un conjunto de sacerdotes diocesanos, amigos de comunes inquietudes, que han querido realizar esta iniciativa en busca de respuestas seguras a los interrogantes más apremiantes del tiempo presente para los hijos de la Iglesia. Y hacemos nuestras las palabras del beato Pablo VI: “Podemos entonces comprender por qué la Iglesia católica, ayer y hoy, da tanta importancia a la rigurosa conservación de la Revelación auténtica, y la considera como un tesoro inviolable, y tiene una conciencia tan severa de su deber fundamental de defender y de transmitir en términos inequívocos la doctrina de la fe; la ortodoxia es su primera preocupación; el magisterio pastoral su función primaria y providencial; la enseñanza apostólica fija de hecho los cánones de su predicación; y la consigna del Apóstol Pablo, Depositum custodi [Custodia el depósito] (1 Timoteo 6,20; 2 Timoteo 1,14), constituye para ella un compromiso tal, que sería una traición violar. La Iglesia maestra no inventa su doctrina; ella es testigo, es custodia, es intérprete, es medio; y, para cuanto se refiere a las verdades propias del mensaje cristiano, ella se puede decir conservadora, intransigente; y a quien le solicita que vuelva su fe más fácil, más relativa a los gustos de la cambiante mentalidad de los tiempos, responde con los Apóstoles: Non possumus, no podemos (Hechos de los Apóstoles 4,20)”. (Pablo VI, Audiencia General del 19 de enero de 1972)

Quien teme al Señor no tiene miedo de nada, dice el Eclesiástico (34,14). Pero para poder llevar a cabo esta labor y preservar a nuestros obispos de posibles presiones hemos decidido mantenernos en una relativa discreción, si bien nuestros más próximos nos conocen por este trabajo.

Todos tenemos responsabilidad por la Iglesia del Señor. Te invitamos a dejar tus observaciones y eventuales aportes documentales en los buzones de comentarios.

Participa de nuestra iniciativa de la red Denzinger-Bergoglio.

Print Friendly, PDF & Email