Amoris Laetitia versus Magisterio de la Iglesia

En vista de la confusión causada por la Exhortación apostólica Amoris Laetitia, y después de mostrar en dos recientes estudios algunas de las lamentables incoherencias y deshonestidades del documento, el Denzinger-Bergoglio quiere recordar a sus lectores las enseñanzas que la Iglesia siempre ha dado para los casos de los “divorciados recasados”  y los pecadores en general, que no por más frecuentes son novedad de nuestro tiempo.

No olvidemos que la Iglesia es Madre y como tal siempre ha acompañado a sus hijos aunque que se encuentren en situaciones que ponen en riesgo su eterna salvación. Pero nunca los ha engañado sobre su real situación de contradicción con la doctrina católica y siempre ha sabido indicar el camino de la salvación y proporcionar medios para el bien espiritual de los que aceptaran su ayuda.

Para muchos, uno de los mejores recuerdos de la infancia tal vez sea el desvelo de sus madres durante las enfermedades, durante las cuales no ahorraban energías para ver a sus hijos aliviados y, finalmente, curados. Muchas veces una medicina eficaz es amarga… pero cuando es administrada por una mano materna deja muy agradecido a quien la recibe si es verdaderamente un buen hijo.

Lo que ni siquiera se parece al amor es dejar de administrar la cura dolorosa. La verdadera madre sabe que tiene que hacerla, pero al mismo tiempo explica a su hijo los resultados que se seguirán a su aplicación.

Seamos fieles a la doctrina perene del Magisterio y sepamos que Dios no abandona su Iglesia aunque soplen vientos contrarios. Entra aquí⇒

5 thoughts on “Amoris Laetitia versus Magisterio de la Iglesia

  1. Buenos dias como esta espero que bien mi inquitu es que como puedo obtener el libro que el santo papa Francisco esta publicando. Me gustaria tenerlo. Por su atencion prestada muchas gracias.
    Att Gloria Garzon
    Vivo: Bello Antioquia

  2. ¿Cómo hacen Uds. para decirle no a Bergoglio, no a la jerarquía, no a la mayoría del pueblo católico con respecto al ecumenismo y su dios que se manifiesta en todas las religiones bajo la forma de un poliedro o en la comunión de los divorciados o en la ordenación última a la periferia y no al Fin Último que es Dios y decirle a la vez sí a la iglesia sin que sea contradictorio? ¿No es la iglesia en este momento Bergoglio, su jerarquía y la mayoría del pueblo católico que lo sigue? Uds. no pueden ser iglesia sin papa ni cardenales. ¿Cómo resuelven esa contradicción?

      • Podría ser más específico habla del alimento espiritual que necesitan los divorciados y que según Bergoglio hay que darle sin cambio de vida o de qué habla. No lo entiendo sea claro no bergogliano por favor.

      • Ahora lo entiendo colgunter: Detrás de todo ello está la idea de dar a Cristo a los pecadores y no a los que están en gracia. Ensuciar a Jesucristo con el pecado y a su iglesia, tentarlo diciendo: “permanece en la Eucaristía mientras te damos en alimento a los que permanecen en pecado”. Y al mezclar a Cristo con el pecado separalo del Padre y destruir la Trinidad y a Dios. He allí el objetivo de Satanás. Pero el varón subirá al Cielo, cesará el sacrificio perpetuo y el templo será destruido y habrá allí abominación e idolatría.

Comments are closed.