¿La unión entre los fieles se hace a través del cuidado de los marginados?

En el mismo día en que se dio la espectacular venida del Espíritu Santo en Pentecostés, los Apóstoles se quedaron tan llenos de fuerza y coraje, que en el mismo día Pedro, el primer Papa, convirtió con su predicación tres mil personas. De estas conversiones tenemos el primer testimonio eclesial: “Y perseveraban en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en la fracción del pan y en las oraciones. […] Los creyentes vivían todos unidos y tenían todo en común” (Hch 2, 42-44). Está claro cuál era el fundamento de la comunión entre los fieles: la fe transmitida por los Apóstoles, la caridad, la Eucaristía y las oraciones. Se perpetuó en la Iglesia este paradigma hasta los tiempos modernos, siendo ahora amenazado de cambios con nuevos modelos que ponen los pobres en el centro.

Veamos lo que nos dice Francisco y recordemos cómo se logra la verdadera comunión en cualquier porción de la Iglesia, en qué consisten las prácticas religiosas y, finalmente, donde se encuentra la verdadera liberación del hombre. Entra en el Denzinger-Bergolio→

Print Friendly, PDF & Email

13 thoughts on “¿La unión entre los fieles se hace a través del cuidado de los marginados?

  1. Si no me equivoco, en la Argentina se da el caso único de que los sindicatos controlan la mitad del sistema sanitario argentino, ante la inactividad secular del Estado argentino en este campo.

    Desde esta perspectiva Argentina, quizás se entienda esta petición de hiperactivismo social, incluso creativo, que pide Francisco a las parroquias católicas.

    Pero como apuntan muchos, esto es dar una primacía excesiva por exclusiva hacia un tipo concreto de pobres económicos, olvidando otras muchas necesidades espirituales y sociales.

  2. Canonistas, no habrá algún cánon que permita recusar a Francisco y mandarlo a un convento de clausura a su Paīs? Qué autoridad podría dictaminarlo?

    • Parece que no acabamos de asimilar que lo que se trata es de lograr UNA SOLA RELIGIÓN, la religión del NOM, y que Francisco es muy posible que sea una de los más eficaces instrumentos. Lo de tildarle de hereje y de no sé cuántas cosas más es algo que sin duda le producirá risa. No seamos incautos.
      No obstante, yo sigo rezando por Francisco porque, aunque no me guste, sigue ocupando el lugar del Papa.
      Todo se arreglará, y mientras tanto permanezcamos ” alegres en la esperanza, pacientes en la tribulación y perseverantes en la oración”. Oración y ayuno, dos remedios de los que no queremos ni oír, pero queremos derrotar a un formidable enemigo desoyendo el mandato del Señor. Y el enemigo ya cuenta con ello.

      • ¿También reza usted por las intenciones de Bergoglio? Rezar por él, por un traidor a Cristo, por el blasfemo y hereje que afirma que “Cristo se hacía un poco el idiota (literalmente), es colaborar con el Mal que trae ese demonio. A los enemigos de Dios se le combate, no se le da óxigeno.

  3. La pobreza ha de ser tratada como la enfermedad; una situación pasajera y eventualísima. La misma caridad se disvirtúa y se torna iniquidad cuando con ella lo que se pretende es perpetuar la pobreza en lugar de erradicarla.

  4. “Si alguien se siente ofendido por mis palabras, le digo que las expreso con afecto y con la mejor de las intenciones,…”

    Le dijo el escorpión a la ranita

  5. Los verdaderos pobres del Evangelio son los POBRES DE ESPÍRITU, no los pobres de alimento que tanto osa idolatrar falsamente Bergoglio.
    Es muy sencillo, Jesús mismo lo dejó expreso para la posteridad hace dos mil años:

    “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas BUSCAD PRIMERAMENTE EL REINO DE DIOS Y SU JUSTICIA, Y TODAS ESTAS COSAS OS SERÁN AÑADIDAS. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”. (Mat. 6:24-34)

    Luego, Bergoglio habla, actúa y se ha preparado para estar -ni más ni menos- en contra del Reino de Dios en la Tierra.. de la misma Sión , del reino espiritual de Dios, la Jerusalén celestial que Él prometió a su pueblo luego de la gran prueba, luego de la Gran Tribulación.. Bergoglio con su mentira blasfema corrompe a la humanidad ya corrompida, cubre con sus fábulas a todos los católicos de nombre, quienes solo quieren entrar por la puerta ancha y espaciosa.. y así, le prepara sin ningún escrúpulo el camino a su predecesor..

    “Y meteré la tercera parte en el fuego, los refinaré como se refina la plata, y los probaré como se prueba el oro. Invocará él mi nombre, y yo le responderé; diré: `El es mi pueblo, y él dirá: `El Señor es mi Dios”. (Zac. 13:9)
    “Y les daré un corazón para que me conozcan, porque yo soy el Señor; y ellos serán mi pueblo y yo seré su Dios, pues volverán a mí de todo corazón.” (Jer. 24:7)

    También muchos “comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido… Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos”. (Lc. 13:26, 28)

    • No es sólo bergoglio el marxista, es casi toda la jerarquía asi, la misma jerarquía lo sostiene y defiende. Tuve que soportar hace unos cuantos años a un obispo en una homilía de Corpus manifestar su opción preferencial por los pobres.

  6. Estoy tan cansada de este individuo, que no tengo ni fuerzas para comentar. Animo Collgunter, te explicas muy bien.

  7. Hay que tener claro que lo que define moral y religiosamente a Bergoglio no es su opción preferencial por los pobres, instrumento sociológico elegido por este desvergonzado para dar una capaz de barniz a su perversidad calculada,, sino, su opción preferencial por los enemigos de la Iglesia católica. Llámese islamistas, luteranos, prohomosexualistas, comunistas, pobreristas, etcétera.

    Lo que repudio en un político, el populismo y la demagogia desatada, tampoco lo acepto en un “religioso”. Recordemos que Su Santidad Benedicto XVI fustigó la «hipocresía religiosa» de quienes «buscan el aplauso». No otra cosa es lo que buscaba, y busca padre jorge, el aplauso del mundo, el reconocimiento de la casta de parásitos que nutre la falsa iglesia, cuando se dirigió con un fotógrafo de guardia empotrado en su sotana al Hostal Royal Santa Marta al día siguiente de usurpar la Sede de Pedro a pagar lo que se debía por su estancia.

    ¿Cómo pretende ayudar este tipo a los pobres si su fuente de financiación para tal tarea, la Iglesia, es pobre de solemnidad, paupérrima?. Es una contrariedad digna del charlatán que propone tal empresa. Lo que le importará los pobres… Para ayudar a los necesitados se necesita principalmente dinero. Esto lo sabe cualquier cura de parroquia ¿Queremos una Iglesia pobre que no puede atender a los más necesitados, al no tener fondos, o una iglesia dotada económicamente con los medios necesarios para solventar las miserias de los pobres y ayudarlos a salir de la ruina?

    El primer paso para llegar a la pobreza es idealizarla. Y esto es lo que viene haciendo Bergoglio desde hace mucho tiempo. DIVINIZARLA. Darle más importancia a la pobreza material, que a la devoción y el amor a Dios. En esto, también es clavado a su primo Judas…

    “Estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, recostado a la mesa, vino una mujer que traía un frasco de alabastro con perfume puro de nardo, de mucho precio; quebró el frasco y lo derramó sobre su cabeza. Había algunos que se decían entre sí indignados:¿Para qué este despilfarro de perfume? Se podía haber vendido este perfume por más de trescientos denarios y habérselo dado a los pobres. Y refunfuñaban contra ella.
    Mas Jesús dijo: Dejadla. ¿Por qué la molestáis? Ha hecho una obra buena en mí. Porque pobres tendréis siempre con vosotros y podréis hacerles bien cuando queráis; pero a mí no me tendréis siempre.”

Comments are closed.