Tres años de Francisco, los gestos según sus aduladores

Al cumplirse el tercer aniversario de la elección de Francisco, no cesan, entre sus admiradores y paladines, los artículos de encomio y, casi diríamos, de adulación… de culto al hombre.

Es curioso como desde el P. Lombardi, a José Manuel Vidal, pasando por Javier Martínez-Brocal o Massimo Borghesi, todos los “bergoglianos” tejen elogios que, sin excepción, giran en relación a un punto central: Francisco debe ser entendido no en sus palabras, sino en sus “gestos”. Los gestos de Francisco es lo más digno de nota en estos 36 meses de pontificado para estos cantores de loas.

¿Por qué los gestos tienen tanta importancia? Claro, nos dirán en Jesús hay que ver su Persona, no su doctrina, pues Él mismo dijo que no había venido a cambiar una jota o una tilde de la Ley de Moisés (Mt 5, 18). Así, Francisco no habría cambiado nada de la Iglesia, pero la estaría adaptando a los tiempos modernos, como hizo el Concilio.

vidal_560x280Un cambio que, para José Manuel Vidal, el próximo Papa “está obligado a seguir”. Y este periodista nos presenta un argumento altamente teológico: “porque la gente no lo entendería” (Religión Digital). Es decir, “la gente”, para el director de “Religión Digital” es el fiel de la balanza de la ortodoxia católica; lo que “la gente entiende” es lo que hay que hacer, y Cristo Jesús… a las ortigas. Una verdadera revolución, la “revolución Francisco” como él mismo titula (Religión Digital), donde “la gente” pasa a ocupar el lugar de la Revelación y la Tradición, fuentes del dogma católico. Más bien debería decir “porque lo mando yo”, que se quedaría igual de ancho.

Para el P. Lombardi la elección de Bergoglio ha traído “un nuevo estilo” a la Iglesia, contrapuesto a “la imagen de una Iglesia adusta y severa, del ‘no’ más bien que del ‘sí’, alzada sobre preceptos prevalentemente negativos”. Parece que el portavoz vaticano olvida que de los Diez Mandamientos, seis son negativos (“no mataras”, “no cometerás actos impuros”, “no robarás”, “no mentiras”, “no consentirás pensamientos ni deseos impuros”, “no codiciarás los bienes ajenos”).

Francisco ha traído a la Iglesia, según Lombardi, una “cultura del encuentro”, y en los encuentros de Bergoglio debemos ver “las vías maestras de la presencia dinámica de la Iglesia” para “la reconciliación entre los pueblos”. Debemos pues olvidar la negatividad de los Mandamientos dados por Dios a Moisés, y pensar sólo en “signos nuevos y fuertes”, como “el triple abrazo” con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de las Lamentaciones. Es decir “los gestos” bergoglianos; no sus palabras. Solo si participamos de esa “actitud” de “encuentro” podremos, según el portavoz vaticano, “vivir serenamente y gozosamente con él su pontificado”. Sobre todo si se trata “de temas complejos y delicados como los de la familia y las relaciones ecuménicas…”. (Famiglia Cristiana)

Lástima que Jesús, de quien celebraremos en pocos días su infame traición, Pasión, Muerte y gloriosa resurrección, no haya conocido antes al P. Lombardi ni a Francisco. Ciertamente habría evitado sus recriminaciones a fariseos y saduceos, y habría evitado la muerte, buscando una “cultura del encuentro”, para no bloquearse en temas “complejos y delicados” como la familia, que Jesús defendió, tal vez demasiado: “desde el comienzo los hizo varón y hembra…no separe el hombre lo que Dios unió” (Mc 10, 6; 9).

mqdefault-2Es el “encuentro” la palabra que surge insistentemente en los labios de Massimo Borghesi. Según este profesor de Moral la Iglesia hoy no debe pensar en “organización, militancia militante o dialéctica”, sino solo en el “encuentro”. Un encuentro que, según él, Bergoglio realiza con un lenguaje de gestos “del rostro, de las manos, del cuerpo”. (Zenit)

Brocal-FranciscoLo mismo nos afirma Javier Martínez-Brocal, al declarar que, ante todo, “hay que entender los gestos” que son “ejemplo para todos los católicos”. Y están produciendo en la Iglesia y en el mundo “un cambio cultural” que, según ese periodista, “ha conseguido cambiar el tono de nuestro tiempo sin hacer «nada»”, sin “grandes decisiones”, sino con “pequeños gestos”. Una “«revolución tranquila» que ha llevado a cabo a través de los gestos, de las caricias, los abrazos”. Eso es, enfatiza, “lo que estamos viviendo”. (Zenit)

A Massimo Borghesi el periodista le pregunta: “pero ningún Papa ha recibido tantas críticas, especialmente en el mundo católico”. Y el moralista responde: “es verdad”: el papa no es bien visto entre muchos católicos, como nunca antes sucedió con otro papa.

Un papa que no es bien visto por los católicos, por motivos ideológicos, y que, según sus defensores y paladines, no debe ser estudiado en sus palabras, sino en sus gestos.

Es lo que hemos intentado hacer en estas páginas. Aunque las palabras también las hemos tenido en cuenta, hemos estudiado los gestos de Francisco, que tienen, para sus mismos paladines, importancia fundamental nada despreciable, en una nueva forma de entender la Iglesia Católica.

Estamos, pues, en la línea de sus más ardientes defensores. Gracias, P. Lombardi, José Manuel Vidal, Javier Martínez-Brocal, Massimo Borghesi y tantos otros, por aclarar lo que para nosotros era evidente, pero algunos decían que era buscarle tres pies al gato.

Desde Roma, para el Denzinger-Bergoglio


Nota del Denzinger-Bergoglio:

Algunos de estos gestos han sido estudiados en nuestra página aquí, aquí, aquí, aquí y aquí.

Print Friendly, PDF & Email

6 thoughts on “Tres años de Francisco, los gestos según sus aduladores

  1. Los gestos, las palabras nos encantan y sobre todo si es para adularnos y encubrir nuestro pecado, porque: así somos. Conozco muchas personas que son así, pero les importa un pito la salvación de sus destinatarios, piensan a nivel de piso y tienen si amor, … pero es amor propio y rechazo a Dios, quien nos pide sacrificio y llevar la cruz,.. Muy difícil creer que Francisco es el vicario de Cristo,.. Como defender a la iglesia si ni siquiera conocemos el Evangelio, sin embargo existen ayudas el Magisterio, la Tradición y la Palabra y un gran regalo del ES a través de Juan Pablo II y Benedicto XVI el catecismo de la iglesia católica, conozcámoslos y estaremos mas ciertos de seguir el camino de la salvación

  2. El problema es que sus gestos y palabras NO son católicos.
    Digámoslo claramente: si este señor (Bergoglio) fuera un simple sacerdote, ningún católico le encomendaría la salvación de su alma, ni acudiría a él para recibir los sacramentos.

  3. Jesús tuvo diversos gestos como una sonrisa, ira, tristeza, asombro, amor… pero siempre ente hechos y con referencia a los mandamientos.

    De Francisco, como el abrazo a los dos concubinos mejicanos, el gesto va referido, algunas, bastantes, muchas veces a algo para nada claro

  4. Por qué el papa Francisco, en las audiencias reparte besos, abrazos, caricias y mientras tanto es tan tacaño, o tan reservado, o tan prudente con las bendiciones. Mucho mejor recibir una bendición papal, que un beso papal, aunque, claro, tratándose del falso profeta mejor no recibir nada.

  5. Sigo asombrada, siempre he considerado que para uno salvarse debe practicar los mandamientos como Dios los dio a cononocer a traves de Moises, en las tablas de la ley; y por ende son inmodificables, no importando los tiempos o las circunstancias.
    Asi que lo mas importante es alimentarnos ahora mas que nunca de la palabras de la Sagrada Escritura, y del Catecismo Catolico, y paulatinamente el Espiritu Santo nos ayudara a discernir.
    Hay que seguir orando por el Papa, Los Ovispos y todos los Sacerdotes.
    Feliz dia.

Comments are closed.