Más novedades exegéticas bergoglianas: ¿San Juan Bautista anunció un falso Mesías?

Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: este venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él” (Jn 1,6). En los textos evangélicos son innumerables los pasajes en los cuales la figura del Bautista es puesta en realce con los más bellos elogios.

La grandeza de su llamado ya se pone en evidencia durante la narración de la concepción milagrosa de su anciana madre, su santificación en el vientre materno al oír la voz de la Virgen, precioso tabernáculo del Señor y su nacimiento marcado por hechos extraordinarios como el cántico de Zacarías.

De su vida antes de que empezara a predicar muy poco se sabe. Tan sólo que vivió en el desierto, que se vestía con piel de camello y que por alimento le bastaban los saltamontes y la miel silvestre (cf. Mt 3,4)

Personaje lleno de misterio, abandonó su vida contemplativa en el desierto para anunciar a los pueblos la llegada del Mesías. Con él fue cerrado con llave de oro el Antiguo Testamento y se inició el Nuevo. Fue el único profeta que tuvo la dicha de encontrarse personalmente con el Mesías.

San Juan preparó el camino del Salvador, tal como ya había profetizado su padre Zacarías (Lc 1,76), anunciando el Reino y sobretodo llamando a la conversión. “Como testigo” el Bautista fue incansable en “dar testimonio de la luz, para que todos creyeran por medio de él”. “Podemos imaginar la extraordinaria impresión que tuvo que causar la figura y el mensaje del Bautista en la efervescente atmósfera de aquel momento de la historia de Jerusalén. Por fin había de nuevo un profeta cuya vida también le acreditaba como tal. Por fin se anunciaba de nuevo la acción de Dios en la historia. Juan bautiza con agua, pero el más Grande, Aquel que bautizará con el Espíritu Santo y con el fuego, está al llegar” (Benedicto XVI. Jesús de Nazaret. Desde el bautismo a la Transfiguración)

Pronto su fama se extendido por todo Israel, muchos lo tenían por el Mesías, pero Juan, siempre con suma humildad, no dudó en rebajarse para que Él brillase a los ojos de todos. Y si no bastara analizar, aunque sea sintéticamente, la vida de San Juan Bautista para adquirir la certeza de que fue un hombre extraordinario, tenemos también en los evangelios el testimonio del mismo Jesús alabando a su Precursor (cf. Mt 11,11; 11,7-15; Lc 7, 24-28 etc.).

A esta imagen tan mística, alta y, sobre todo, auténtica de ese santo que fue desde los primeros tiempos venerado con particular cariño en la Iglesia, es totalmente inadmisible armonizar la figura del hombre lleno de dudas y incertidumbres con que algunos lo quieren representar hoy día… Veamos lo que siempre enseñó la Santa Iglesia→

12 thoughts on “Más novedades exegéticas bergoglianas: ¿San Juan Bautista anunció un falso Mesías?

  1. Y pensar que en el mundo son mas las Teresitas que estan obnubiladas el barco se hunde y el mundo de rumba.

  2. Hasta donde sé Juan Bautista estuvo predicando a los judíos como preparación para la llegada de Jesús, no estuvo “meditando”. Juan sabía desde su concepción cual era su misión. Sólo hay que recordar el pasaje en que Juan incrimina la conducta de Herodes y su cuñada, si estaba refugiado entre las arenas del desierto difícilmente hubiera sabido de eso, o sea Juan tenía vida pública y bastante movida (otra cosa es que viviera en el desierto).

    Jesús reconoce la labor de Juan y le da el lugar que le tenía reservado, el más grande de los profetas.

    Esta vez estuvo más creativo, ahora no es llegar y tirar.

    • No sé dónde lee en el artículo que se haya negado la existencia de una vida pública en San Juan Bautista la misma surge de las escrituras como Jesús tuvo una vida pública y una vida privada.
      Por favor, Mari dónde está el error que Ud. atribuye y sobre el cual critica el artículo ¿puede citarlo entre comillas?
      Por otra parte, no se trata de un tema de mayor o menor creatividad cuando se practica el magisterio ordinario sino que aquello que se enseñe no genere dudas (pecado) sobre la posibilidad de vencer el pecado y al demonio en situaciones difíciles y sobre la posibilidad en los santos de poseer la virtud sobrenatural de la fe en alto grado e incluso perfecta en la unión transformante junto con los dones.
      No hay que presumir la debilidad de la fe y el pecado de la duda en un profeta y un santo cuyo ejemplo es vida para la Iglesia como señalé en el comentario anterior.
      Por otra parte, muy posiblemente San Juan Bautista no “meditaba” sino que contaba por su elevada santidad con la contemplación infusa.

  3. Lo más grave de todo es que en el sermón se justifica la duda en una situación de martirio o en situaciones difíciles, se ve como razonable el caer en el pecado de la duda.
    Se le dice la pueblo católico que en la cárcel termina ganando el pecado y perdiendo la fe porque si un hombre de tanta fe como San Juan el Bautista duda de Cristo en la cárcel entonces por qué no otros menores no dudarían cotidianamente de la divinidad de Cristo y de su religión.
    Se confunde la situación de aquél que tiene un germen de fe y que por la naturaleza caída puede caer fácilmente en pecado mortal y perder la gracia con el virtuoso y el justo que se mantiene adherido a su Dios y que no es vencido por Satanás.
    La victoria de San Juan el Bautista sobre el pecado y sobre el demonio está confirmada en la revelación por las mismas palabras de Jesucristo.

  4. Por lo visto al obispo de Roma le encanta hacer este tipo de “historietas”, de “suposiciones”… y no me extraña que lo haga con San Juan Bautista… si se atrevió a hacerlo con la Santísima Virgen ¿ya que nos podemos esperar? …

  5. Otra preciosa homilia donde el Santo Papa Francisco nos invita a entrar en la “NOCHE OSCURA” del alma de San Juan el Bautista, a ser humildes, a disminuir para que Cristo crezca, y a comprender que Dios vence y que sus estilos son distintos a los estilos del hombre.

    • Teresita, Bergoglio es muy aficionado, él sabrá porqué, a poner dudas, “NOCHES OSCURAS” y falta de fe en corazones y bocas de Santos, incluso lo hizo con la Madre de Dios:

      “Tú, aquel día —esto es lo que hemos leído— me has dicho que serás grande; tú me has dicho que le habrías dado el Trono de David, su padre, que habría reinado por siempre ¡y ahora lo veo allí!” ¡La Virgen era humana! Y quizás tenía ganas de decir: “¡Mentira! ¡He sido engañada!”

    • A ser posible lo que está escrito en el Evangelio. No lo que la febril imaginación de Bergoglio pone en boca de los personajes bíblicos interpretándolos a su placer. “Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. (Mateo 12:34)

    • Teresita no digas chorradas y no inventes cosas. San Juan Bautista no pasó por ninguna noche oscura. ¿Quién dijo eso? NOCHE OSCURA es la que estamos pasando todos los católicos con Bergoglio desde hace tres años…

Comments are closed.