Seguir la moral católica ¿cosa de fariseos?

En esta vida terrenal todo pasa, porque está sujeto al tiempo. Desde las criaturas minerales, pasando por los vegetales y los animales, todo pasa inevitablemente. Sin embargo, el hombre ―cuya parte material también pasa, para después volver―, cuando cruza los umbrales del fin del tiempo, ya no pasará, sea para vivir en la felicidad o en la perdición eterna. Para recibir el premio de esta felicidad que ya no terminará, dice Jesús en el Evangelio que no basta con llamarlo “Señor”, sino que hay que hacer la voluntad del Padre: “No todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos”. (Mt 7, 21) Y para hacer la voluntad de Dios es preciso poner en práctica las enseñanzas perennes de Jesús: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. (Mt 24, 35) Ahora bien, toda la enseñanza de Jesús se basa en hacer el bien y nunca el mal, es decir, en cumplir los mandamientos, como le dijo al joven rico: “si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos”. (Mt 19, 17) Por lo tanto, su enseñanza puede ser considerada como un código de ética cristiana, fundado en la moral eterna. Esta moral es la que está grabada en el corazón del hombre, como dice el Apóstol a los romanos: “tienen escrita en sus corazones la exigencia de la ley” (Rom 2, 14), y no puede cambiar con el tiempo o con las circunstancias. Fue justamente lo que condenó Jesús a los fariseos: su conducta hipócrita, pues no cumplían la ley de Moisés, adaptando la letra a sus intereses y situaciones, criando una falsa moral propia. Y Él deja claro que no ha cambiado en nada la ley de Dios: “No creáis que he venido a abolir la Ley y los Profetas: no he venido a abolir, sino a dar plenitud”. (Mt 5, 17) Fariseo es, por lo tanto, el que no cumple la ley verdadera y no aquel que la cumple… Tal es la enseñanza de la Iglesia a lo largos de los siglos: ¡lo que hiere la ley de Dios es pecado en todos los tiempos! Por consiguiente, las sociedades humanas serán justas o injustas dependiendo de la conducta justa o injusta de sus integrantes: los hombres. No podemos hablar de un “pecado social” en detrimento de los pecados personales, pues aquellos son consecuencia de éstos, que no son mera casuística. La moral es perenne y no existe una “moral de situación”, como veremos en este estudio. Entra aquí→

Print Friendly, PDF & Email

One thought on “Seguir la moral católica ¿cosa de fariseos?

  1. La hermosa cita de Mt 19,17 vamos a refrescarnos con el texto completo: ” todos los mandamientos lo he cumplido, que más me falta. Jesus le contesta: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos ; luego sígueme. Al oír estas palabras el joven se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes.
    Fue más fuerte la moral de Shilock (el,mercader de Venecia de W. Shakespeare) que es la moral aristotélica de los marxistas y anti marxistas.El poder de los bienes materiales.(acumulación del capital del moderno JOVEN RICO) se contrapone a los pobres reales y no al pobre conceptual ideológico del Denzinger. La moral cristiana es permanente por qué los pobres siempre los tendremos por la presencia continua del Joven Rico.

Comments are closed.