El mundo en la mano de Francisco

Basta recorrer las biografías de los numerosos formadores de la juventud que llenas las páginas santoral católico para ver como Dios nunca abandona a aquellos que pasan por esta peligrosa edad y tantas veces son dejados a su suerte por sus mayores. Es una multitud de llamados en las más variadas situaciones históricas para apoyar y santificar a quienes pasan por aquella fase en que el resto de la vida se decidirá. Entre ellos, tal vez ninguno tenga el reconocimiento que San Juan Bosco suscita por la amplitud de su obra, nacida en circunstancias adversas y que hoy se extiende por el mundo entero. Se puede afirmar que Don Bosco no ignoraba ningún aspecto de la hoy llamada –y tan poco y mal entendida– formación integral del hombre. Incontables enseñanzas suyas podrían ser recordadas con provecho, pero será suficiente transmitir aquí la más importante de todas: “El primer grado para educar bien a los jóvenes consiste en trabajar por que confiesen y comulguen con las debidas disposiciones. Estos sacramentos son los más firmes sostenes de la juventud. La frecuente confesión y comunión y la misa diaria son las columnas que deben sostener un edificio educativo”. (San Juan Bosco. Biografía y escritos, 2 ed., Madrid, Biblioteca de Autores Cristianos, 1967, p. 428-429)

juan_boscoEl santo turinés tenía muy claro quien es capaz de salvar la juventud: “Él llevó nuestros pecados en su cuerpo hasta el leño, para que, muertos a los pecados, vivamos para la justicia. Con sus heridas fuisteis curados” (1 Pe 2, 14). Con estas palabras a su vez tan sencillas y repletas de significado teológico San Pedro anuncia la buena noticia, enseñando que Cristo Crucificado compró para los hombres ―¡a precio muy alto!― la justicia perdida por el pecado. Pero, ¿qué significa exactamente justicia? El Concilio de Trento la define: “la justificación misma que no es sólo remisión de los pecados [Can. 11], sino también santificación y renovación del hombre interior, por la voluntaria recepción de la gracia y los dones, de donde el hombre se convierte de injusto en justo y de enemigo en amigo, para ser heredero según la esperanza de la vida eterna (Tit 3, 7)” (Denzinger-Hünermann 1528). El justo es, pues, el santo. Y para la santidad son llamados todos los hombres, desde su niñez y juventud, sean ricos o pobres, de la élite o de las periferias. Por eso, enseña el Catecismo de la Iglesia Católica: “Conviene pedir a los responsables de la educación que impartan a la juventud una enseñanza respetuosa de la verdad, de las cualidades del corazón y de la dignidad moral y espiritual del hombre” (CCE 2526), camino para la santidad. Sin enseñar el camino de la santidad, por lo tanto, no se educa, sino que apenas se instruye, como bien recordaba el mismo San Juan Bosco.

benedicto-xvi-jovenes

Y ese deber educativo es parte integrante de la misión evangelizadora de la Iglesia y en esta misión, dijo Benedicto XVI a los educadores católicos de Estados Unidos, “las instituciones educativas juegan un papel crucial, está en consonancia con la aspiración fundamental de la nación de desarrollar una sociedad verdaderamente a la altura de la dignidad de la persona humana” (Discurso en el Encuentro con los educadores católicos, en el salón de conferencias de la Universidad Católica de América, Washington, D.C., 17 de abril de 2008). El pontífice alertó además a los Obispos de este mismo país: “No es exagerado afirmar que proporcionar a los jóvenes una sólida educación en la fe representa el desafío interno más urgente que debe afrontar la comunidad católica en vuestro país. El depósito de la fe es un tesoro inestimable que cada generación debe transmitir a la sucesiva, conquistando corazones para Jesucristo y formando las mentes en el conocimiento, en la comprensión y en el amor a su Iglesia” (Discurso a Obispos de EUA en visita “ad limina”, 5 de mayo de 2012). Este fue el panorama del Congreso Mundial de Educación Católica, promovido por la Congregación para la Educación Católica en noviembre pasado, cuya síntesis conclusiva afirma: “una escuela católica, haciendo escuela desde la perspectiva católica, sirve a la evangelización. Porque evangeliza la cultura, las relaciones, los valores, la educación en sí misma. Y porque, del modo en el que sea posible en cada caso, hace su aportación específica a la formación religiosa y al anuncio de Jesucristo, de manera especial desde ámbitos extra-académicos. La Educación Católica sirve a todo tipo de alumnos y familias, y a todos puede ayudar a acercarse al don de Jesucristo”. Desde siempre la Santa Iglesia entendió la educación católica de esta manera. Sí, como para Don Bosco, para la Santa Iglesia la educación siempre tuvo como fin principal preparar a los jóvenes para su entrada en el Cielo. Actualmente, contra toda expectativa, nacen nuevas teorías al respecto en el ámbito católico que levantan dudas y… confusión, y más confusión.

manofrancisco

No hace mucho Francisco fundó una red llamada Scholas Ocurrentes que aspira a convertirse en una referencia mundial para la educación de los jóvenes. Cualquiera que escuchara hablar de un movimiento educativo fundado por el Sumo Pontífice pensaría en las más urgentes necesidades de los jóvenes, entre las que deberían destacarse las mismas que tenía San Juan Bosco hace más de un siglo. Por eso, nos sorprende que esta entidad destaque como su fin vincular “la tecnología, el arte y el deporte para fomentar la integración social y la cultura del encuentro” a partir de una educación que “recupere una mirada antropológica y los valores humanos esenciales y que abarque toda la realidad que viven los chicos. Es decir, una mirada holística y de integración social” (Scholas Ocurrentes). No deja de ser curioso que el propio Francisco, fundador de esta red laica de enseñanza, haya querido que el símbolo de la misma sea su propia mano dentro de la cual parece estar el mundo entero. En fin, fuera de las suspicacias que esto levantará no deja de ser cierto que es bastante extraño para quien siempre desea mostrarse como muy humilde y sencillo. Pero lo cierto es que en ningún momento se encuentra en esta página un símbolo religioso católico, ni tan siquiera una sencilla mención a Dios, pero abundan las recurrentes coletillas de la integración y del encuentro y… ¡¡como no!!, a los famosos “valores” que nadie define, pero a los que todo el mundo se agarra y que, por lo tanto, parecen adolecer de un contenido tan arcano como sospechoso… porque bajo la coraza de los valores etéreos se cobijan hoy desde clubes de fútbol hasta los políticos del más variado pelaje. Curioso que asume esos pastosos valores quien no tuvo empacho en despreciar la expresión “valores no negociables” acuñada por Benedicto XVI, colocándose una vez más por encima de todos los papas anteriores. Pero, ¿de qué valen los valores sin el fundamento de la única moral objetiva, que es la católica? Por lo tanto, cabe preguntarse: ¿Qué necesita la juventud? ¿Qué valor tienen los valores sin Dios? ¿Cómo se debe formar católicamente los jóvenes? Estas preguntas como tantas otras siempre han sido respondidas por el Magisterio y por el propio hijo de Mamma Margherita. Para más profundización sobre este importante problema de la educación católica ver estudio del Denzinger-Bergoglio aquí→.

10 thoughts on “El mundo en la mano de Francisco

  1. DenzingerBergoglio dice: “Pero, ¿de qué valen los valores sin el fundamento de la única moral objetiva, que es la católica?…”

    El rabino Daniel Goldman, de la Comunidad Bet El, y que formó parte de la representación judía del Vídeo del Papa de enero del 2016, fue partidario del matrimonio homosexual.

    Extraigo la cita de la agencia de noticias judía por su interés:

    http://www.prensajudia.com/sho/detallenot.asp?notid=20545

    – La ley que habilitaría el matrimonio civil entre parejas de un mismo sexo [de Argentina]… presenta opiniones divididas entre los líderes de la comunidad judía.

    Mientras que el rabino Daniel Goldman insiste que “el matrimonio gay tiene que ser legalizado,” el rabino ortodoxo Samuel Levin se mostró indignado frente a estas declaraciones y subrayó que la postura del líder de la comunidad Bet-El “no representa al judaísmo”. “Si habría una ley, habría que encarcelarlo (a Daniel Goldman) por hacerse llamar rabino”, dijo Levin…

    El rabino Samuel Levin, uno de los principales referentes de la ortodoxia judía argentina, se mostró indignado por el respaldo que el rabino de la comunidad Bet-El, Daniel Goldman, dio al proyecto que permite el matrimonio entre personas de un mismo sexo.

    … Levin afirmó que Goldman “no representa al judaísmo” y está “falsificando el título de rabino”.
    “Si habría una ley, habría que encarcelarlo (a Daniel Goldman) por hacerse llamar rabino” ya que “no puede llamarse así alguien que cree que lo que dice la Torá no es verdad, ni a alguien que no cree en Dios, o que no cree que Dios nos haya dado una Biblia, ni en los milagros que vivió el pueblo de Israel”.

    … Levin consideró que el rabino Goldman “daña a la comunidad misma” con su postura a favor de la propuesta que se analiza en el Congreso argentino.
    “Esta ley la veo como un desastre para la familia, estamos en una comunidad bastante sana, tenemos que preocuparnos para que no la vayan a destruir porque, insisto, esta ley es una destrucción total de la familia”…

    … Levin insistió en que a Goldman “habría que encarcelarlo o al menos juzgarlo.” …. Goldman, en lugar de rabino, “tendría que ser llamado líder o dirigente”. “Rabino es sólo el que transmite las leyes dictaminadas en el Monte Sinaí”…

    Cuando el rabino Goldman escuchó estas expresiones de Levin estalló en risa y evitó responderle.

    … Goldman había afirmado… que “el matrimonio gay tiene que ser legalizado”, ya que “los estudios realizados sobre padres tanto gays como lesbianas que han adoptado niños, indican que la dinámica familiar no es muy distintas a la de los matrimonios heterosexuales”.

    Goldman fundamentó su apoyo al matrimonio gay “basado esencialmente en la concepción del rabino Mordejai Kaplan que entendía que toda ley debía ser sometida a una INTERPRETACIÓN EVOLUTIVA, que va acompañada tanto de los nuevos aportes científicos como de las reales necesidades sociales”.

    • Qué es una ley que evolue? Una ley que cambia a favor de esta o aquella idea. El concepto de moderno es una falacia. Apenas creo que se puede decir que hay un ambiente cambiado, que hay diferencias, distinciones y oposiciones, costumbres cambiadas, valores que se degradan, valores que se propone. En todos casos afirmo que ahí el concepto de evolución jugado es un cambio que tiene una única dirección, etapas sucesivas y que no vuelve hacia atras sea en que medida o categoría, pero eso es imposible de acontecer naturalmente por causa de la entropía en todo lo que existe, si no me equivoco. La naturaleza el universo, la existencia humana están sujetos a la entropía y por eso el concepto evolución no existe en realidad. Existen en el cosmos variedades y posibilidades en todos los sentidos pero la pergunta es “qué es lo que conviene”? 1Cor 10:23 

  2. La mano y el mundo tienen unos significados bíblicos:

    1. La mano, en especial la derecha, indica autoridad, prestigio. Las manos representan el trabajo, y simbolizan la fuerza, acción y servicio (Apocalipsis)

    2. El círculo o mundo es el lugar de acción de la Iglesia, pero también del Príncipe de este mundo, satanás y los espíritus malignos.

    Como dice DenzingerBergoglio, la mano del Papa en un círculo del Mundo sin la mención de Jesús y la Iglesia, y sin el signo de la cruz o del crucifijo, es una grave confusión, pues parece indicar que la Iglesia ha recibido la orden de mundanizarse, secularizarse y adaptar y adoptar los valores del mundo: cultura de la muerte y del relativismo, ideología de género.

  3. Les felicito por este trabajo vigilante indispensable que estais realizando unidos a Dios. Me gustaría decirles casi brevemente 🙂 que al estar leyendo el artículo sobre la educación-bergoglio me vino la recordación de lo que pasa con por ejemplo la exegesis en la que se hace también esa la disociasión entre lo terrenal y lo espiritual a título de rigor científico, historicidad, nuevas hermenêuticas, y toda esas disculpas para destrucción de la fe. No se puede disociar lo que Dios unió desde el inicio y el pecado original separó y que Diós volvió a unir definitivamente en la Encarnación del Verbo, Jesus Cristo, y que el hombre no puede y no debe ni teoricamente separar: lo terrenal de lo divino espiritual en todo lo que toca a la fé cristiana uténtica. A partir de la Encarnación del Verbo conocimos la unión indisociable en Jesus Cristo de lo humano con lo divino, puesto que Jesus Cristo es verdaderamente hombre y verdaderamente Dios no como un hecho isolado e disociable, como si fuese una parte “histórica” e una parte “espiritual”. El alma y el cuerpo son una unidad indisociable, principalmente en Jesus Cristo y en todo lo que de Él deriva: la Iglesia en su constitución terreno-espiritual, con los Sacramentos, la Tradición, el Magisterio, todo. Ni por “fines de cientificidad” o lo que sea se puede estudiar o analisar los elementos de fe de forma disociativa: no existe un Jesus histórico y uno divino sobrenatural que andan juntos, son una única sustancia, como en la Eucaristia consagra que es una única sutancia indisociable (eso lo saben bien los satanistas), Jesus es solamente una unidad humano divina y solamente de esta forma lo podemos “estudiar”, más bien contemplar., como las Santísima Trinidad es Una en Tres Personas Divinas. Lo que Dios unió el hombre no separe no se refiere solamente a los vínculos sacramentales en términos mas bien de unidad que de unión…si logro hacerme entender, la consecuencia de no se poder disociar los elementos de la fe cristiana verdadera su doble constitución indisociable (como única sustancia tal como la Trinidad) es que tampoco tiene sentido una “cultura laica’ y una educación laica” “con valoes inspirados por el cristianismo por si acaso) como mediación para luego desarrolar “una espiritualidad” “no sé cuando y no sé cual”. Jesus Cristo dijo muy clarito que sin Él nada podemos, no como una advertencia, pero también, mas como una revelación de una verdad y realidad irrevogable e inegociable de lo que es. La educación de los jóvenes no puede ser disociada del Dios Verdadero: eso el Papa debiera con sus talentos demonstrar. El actual Papa se está portando como a decir “somos más listos que Dios” “vamos por un camino mejor que lo de la Cruz” más moderno, porque los tiempos son otros etc. Qué barbaridad. La disociasión platónica “para estudiar” o lo que sea, nosirve para el Cristianismo original auténtico. A partir de la Encarnación del Verbo, filosofias y doctrinas disociativas no sirven de mediadoras a la razón porque conduzirán fatalmente a error, confusión, herejías y ateísmo, siviendo más bién al satanismo que al Diós Verdadero de la Revelación. No sé si esa reflexión está bien, les parece? Que Diós les bendiga y la Virgen Santísimas les proteja. Viva Cristo! Salve María!

  4. Es una vergüenza que tenga quien lo siga y defienda, se consideré Católico, lo que los pobres, Jóvenes, ancianos, niños, creyentes, ateos, protestantes, judíos, budistas, comunistas es Conocer a Cristo, camino, Verdad y Vida!
    Los Jóvenes necesitan, conocer el Evangelio y tener un plan de vida! En Cristo tener esperanza conociendo el amor!
    No siguiendo las reglas del mundo que esclavizan!
    Viva Cristo que da agua de vida eterna y nuestra madre, quien intercede por todos!

  5. Una pregunta, me llama la atención que los autores de esta pág. lo llamen “sumo pontífice”, por qué lo hacen?
    Acaso caemos en pecado mortal todas aquellas personas que no lo reconozcamos como Papa?
    Si todos sabemos que es hereje desde antes de su elección, por qué le siguen dando el título de “papa” si no fue elegido por el Espíritu Santo?
    Por otro lado, agradezco profundamente este trabajo de ustedes, que nos ayudan a mejorar y/o capacitarnos más en nuestra Fe con tantos documentos que presentan. Felicitaciones.

    • El Papa Francisco ha sido elegido de forma legítima en el Cónclave, pues negarlo sería ir contra una verdad definitiva, lo que implica el rechazo de la verdad de la doctrina católica, y por tanto, no estaría en plena comunión con la lglesia católica. Una elección papal se mantiene por razones de estabilidad de la Iglesia, aunque hayan habido pecados graves en la elección que conlleve excomunión (acuerdos entre Cardenales…).

      La herejía tiene dos aspectos: el pecado y el delito, y el juicio privado de la conciencia del fiel y el juicio público de la Iglesia. Un Papa puede ser hereje, y por ello, comete un pecado de herejía, que puede ser penada por excomunión automática o mediante proceso formal. En el caso de un Papa hereje u Obispo, dado que la herejía es quien obstinadamente pusiera en duda o negara las verdades divinamente reveladas, debería de ser advertido dos veces y entablarse un proceso público con sentencia condenatoria. Unos opinan que la secuencia sería ésta: unos cardenales promueven ante el Colegio de Cardenales (una especie de Senado Apostólico) la deposición del Papa por herejía o apartamiento de la plena comunión, presentando los cargos y las pruebas; el Colegio de Cardenales convoca un Concilio general para juzgar al Papa y condenarlo mediante sentencia firme a la pena de deposición sin apelación alguna, perdiendo así el Papa su autoridad y jurisdicción y acabando emérito; finalmente, se convoca un nuevo Cónclave para la elección del nuevo Papa.

      Otra cuestión es el juicio privado de la conciencia del fiel de que el Papa va contra las verdades divinamente reveladas, definitivas y seguras. Este juicio privado nunca elimina la autoridad y jurisdicción del Papa. Lo malo es que este magisterio petrino no es auténtico, y por lo tanto, según el Concilio Vaticano II, no ha de ser obedecido en absoluto, pues se obedece sólo el magisterio auténtico. Esta situación es mala para la Iglesia si dura en el tiempo, dado que existe un Papa que no tiene competencia y capacidad para ejercer la jurisdicción petrina. Por eso los cardenales, además de electores del Papa, también son los vigilantes de la fe petrina: si el Papa no divulga la fe petrina, los cardenales tienen el deber y la obligación de avisar primero y deponer después al Papa hereje o apartado de la plena comunión con la Iglesia (culpa in eligendo y culpa in vigilando del Colegio Cardenalicio).

      • Lo que usted no entiende es que un hereje no puede ser papa. Bergoglio ya era un hereje en Argentina. Los Jesuitas habían sido llamados al orden por el Papa Benedicto XVI desde el 2008 y también fueron llamados por el Papa Juan Pablo II.

        El Papas Pablo IV y San Pío V: Decretaron a perpetuidad que es nula la elección de un hereje como Papa. Aunque hubiera sido elegido en unanimidad por todos los cardenales su elección es nula.

        CUM EX APOSTOLATUS OFFICIO 6. Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.

        Agregamos que si en algún tiempo aconteciese que un Obispo, incluso en función de Arzobispo, o de Patriarca, o Primado; o un Cardenal, incluso en función de Legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al Cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la Fe Católica, o hubiese caído en herejía. o incurrido en cisma, o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los Cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto; y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos. Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes, y no será posible considerar que se ha otorgado o se otorga alguna facultad de administrar en las cosas temporales o espirituales a los que son promovidos, en tales circustancias, a la dignidad de obispo, arzobispo, patriarca o primado, o a los que han asumido la función de Cardenales, o de Pontífice Romano, sino que por el contrario todos y cada uno de los pronunciamientos, hechos, actos y resoluciones y sus consecuentes efectos carecen de fuerza, y no otorgan ninguna validez, y ningún derecho a nadie.

        Papa San Pío V : Motu proprio “Inter multiplices”.
        Motu proprio , confirmando la perpetuidad del officio “Cum ex apostolatus” del Papa Pablo IV 21 de diciembre de 1566 declarando invalidas y nulas las elevaciones eclesiástica de autoridades heréticas.

        5. Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes o cismáticos.
        Sobre todos los que apoyen a Bergoglio hay sentencia de excomunión automática por apoyar a un hereje y darle honores papales.

  6. Es sorprendente como de a poco va sustituyendo los signos católicos.
    En cuanto a la subjetiva forma de introducir visiones más que a contribuir, éstas destruyen, donde está el peligro en el católico con menor o pobre formación, en el buen intencionado, en el sencillo, porque no se da cuenta lo considera genial porque lo promueve el Papa que es el “representante” de Dios en la tierra y lo acepta, cayendo en la trampa que lo aleja sutil y progresivamente de Cristo y de su evangelio, allanando el camino para lograr la transformación, tan deseada por muchos.
    Como también, se puede interpretar que no es tan necesaria la presencia de Cristo en la vida del creyente como parte de la estrategia de impedir el apostolado, anulando el mandato de Nuestro Señor: “Id y hacerlos mis discípulos…”, presentando inicialmente (a modo de sugerencia) una conducta pasiva en que solo basta con tener buenas intenciones.

Los comentarios están cerrados.