Desconciertos de un sacerdote ante su pastor

Recibimos esta misiva de un sacerdote al que no conocemos. Nos parece conveniente darla a conocer a nuestros lectores, dejando a cada uno sus conclusiones sobre la misma.

 

Caracas, 17.1.2016

Estimados amigos

Mi desconcierto con nuestro actual Pontífice es cada vez mayor delante de la falta de claridad y de apoyo ante las persecuciones y atrocidades que se cometen en la actualidad contra la Iglesia. Recientemente en un discurso pronunciado ante los embajadores acreditados en Roma, recuerda su visita a la República Centroafricana en Bangui: “En un país tan golpeado por el hambre, la pobreza y los conflictos, en el que la violencia fratricida de los últimos años ha dejado profundas heridas en las almas, desgarrando la comunidad nacional y generando pobreza material y moral” (11.1.2016). No deja de ser una perorata de autoelogios y eufemismos de logros insignificantes y de grandes lagunas sobre los temas más actuales de la Iglesia en especial la persecución que sufren sus ovejas en el mundo. Verdad que estropea su reciente vídeo ecuménico pero es una realidad palmaria: cada cinco minutos se asesina a un católico en el mundo. Nunca la violencia contra la Iglesia ha alcanzado niveles de persecución tan violenta como en nuestros días. Tampoco tiene una sola palabra de condena al régimen de Chavo-Madurista que en 17 años ha alcanzado niveles de violencia fratricida como no existe en ningún otro país del mundo así como de una pobreza nunca vista. Pienso que el anterior nuncio en Venezuela, el actual Secretario de Estado Mons. Pietro Parolín que conoce al dedillo estas realidades pero con su política de ceder para no perder, denunciada recientemente por el cardenal emérito de Hong Kong Mons. Joseph Zen, teme molestar a Fidel Castro el verdadero amo de la nación caribeña. Y así, las elecciones del pasado mes de diciembre que dieron un triunfo aplastante a la oposición le debe sentar mal tanto a Fidel como a Raúl que debieron de enviar un telegrama a su amigo Parolín exigiendo silencio y no intervención, sobre el tema, tal como ocurrió en la visita a Cuba de Francisco que cuando la oposición quiso verle, el Cardenal de La Habana lo negó. Así la mayoría del pueblo venezolano se ve privado de unas palabras alentadoras del Pontífice, como tampoco las tuvo al subir al poder en su nación Argentina la oposición poniendo fin a más de un decenio peronista de los Kirchner. Amigos, en la celebración de hoy pensé: Santo Padre al aceptar ud. el pontificado, la Iglesia le encomendó una misión de la cual ud. personalmente deberá rendir cuenta a Jesucristo. Y este le exigirá no con una misericordia dulzona sino con la justicia divina preguntándole que hizo por defender a la grey que le fue encomendada. ¿Cuando vistes a los míos perseguidos, degollados, arrojados a las cárceles, humillados, asesinados a sangre fría por razón de mi nombre? ¡Lo que tu no hiciste por mis ovejas tu tampoco a mí lo hiciste!. Responsabilidad dura, que ni la Sala Stampa ni el consejo de sabios interpretes que trabajan cada vez que ud. hace una declaración, sabrán como responder ni excusar.

Print Friendly, PDF & Email

3 thoughts on “Desconciertos de un sacerdote ante su pastor

  1. Me parece demasiado acertado lo que este valiente sacerdote denuncia y siente. Ojalá muchos como el se pronunciaran…..cada dia es mas preocupante la situación de nuestra querida Iglesia Católica…al tener como pastor a una persona como Jorge Mario Bergoglio….lo único que a muchos cristianos católicos nos llena de esperanza es la frase bíblica “las puertas del infierno no prevalecerán contra ella”. Que Dios nos ampare

  2. Padre disculpe pero nuestro Señor Jesucristo nos advirtió que muchos iban a venir en su nombre que no eran pastores sino lobo y que iban a engañar a muchos Mateo 24:5 y nos dijo que por los frutos los conoceríamos también San Juan y San Pedro y San Pablo también nos advirtieron lo mismo y nos dijeron que pusiéramos a prueba todos los espíritus para ver si vienen o no de Dios. Lo invito a que usted haga discernimiento antes de seguirle llamando a un lobo pastor.

  3. Hola a todos.

    También Mi desconcierto, con nuestro actual Pontífice Papa Francisco es cada vez mayor.

    Y es que también me siento aludido, junto a otros que también lo están “el estar aludidos” por esta homilía del Obispo de Roma, aunque cuando nos referimos a que hay cosas que no pueden cambiar, no nos referimos a temas superfluos o accidentales, sino a la doctrina misma, la cual, en nombre de cambios en la disciplina, esencialmente, están cambiando la doctrina revelada. Visto en Radio Vaticano, 18-Enero-2016.

    En síntesis, esto fue lo que afirmo el Pontífice en su homilía de la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa de Santa Marta:

    “Los cristianos obstinados en el ‘siempre se ha hecho así’, ‘éste es el camino’, ‘ésta es la senda’, pecan: pecan de adivinación. Es como si fueran a ver a una adivina: ‘Es más importante lo que se ha dicho y que no cambia; lo que siento yo – por mi parte y de mi corazón cerrado – que la Palabra del Señor’. También es un pecado de idolatría la obstinación: el cristiano que se obstina, ¡peca! Peca de idolatría. ‘¿Y cuál es el camino, Padre?’: abrir el corazón al Espíritu Santo, discernir cuál es la voluntad de Dios”.

    No, Papa Francisco “Los cristianos del “siempre se ha hecho así” ni somos idólatras y ni tampoco rebeldes o algo por el estilo (Obstinados, etc). Por favor no generalice.

    Si usted Papa Francisco, es modernista, ese es problema suyo. Cada cual con su Pascual, Costal y Tal. Discúlpenos, pero con su proposición, usted ha olvidado que la doctrina de Nuestro Señor Jesucristo no puede cambiarse en todo ni en parte a través de los siglos hasta el presente, sino que debe enseñarse -siempre- tal y como él la enseñó. En la doctrina van comprendidos los ritos instituidos por Jesús (el perdón de los pecados, el bautismo, la eucaristía, etc); la constitución jerárquica de la Iglesia Católica, es decir, con distinción de grados entre las autoridades y los simples fieles laicos, y la jefatura suprema en uno de los cristianos.

    Además, afirmamos, asimismo, que la Iglesia Universal no sólo debe durar sin mudarse hasta el fin de los siglos (perpetuidad de derecho), sino que realmente ha de durar así -por siempre- hasta el fin del mundo (perpetuidad de hecho).

    Claro que no negamos -Papa Francisco- que en la Iglesia puedan adoptarse, según los tiempos, como los de hoy, leyes y ritos complementarios para el buen régimen de la misma; pero esas leyes y esos ritos, hasta las mismas palabras -sencillas- que los acompañan, han de dejar siempre “intactos” la doctrina y los ritos instituidos por Jesucristo.

    Pero no a la medida suya -perdón- “Bergogliana”. Así definitivamente no se puede. Ni de vainas. Si los obispos todos pudieran enseñar doctrina falsa (como tal parece ya algunos lo intentan hacer en estos días), ya la Iglesia no sería perpetua, ni el espíritu de verdad estaría eternamente con los Apóstoles para enseñarles -siempre- toda verdad y sugerirles cuanto Jesús había dicho, puesto que dejaba que sus sucesores enseñasen la falsedad, que es el modo más apto de acabar con la doctrina de Jesús, que esta llena de milagros.

    “Si alguien dijere que no son posibles milagros ningunos, y que, por tanto, todas las narraciones que los contienen, incluso las de la Sagrada Escritura, hay que ponerlas entre los mitos y las fábulas…, sea Anatema”., Cf. Can. 4 de la Fe. Denzinger 1.813.

    Y por si fuera poco, “Si alguien dijere que en la revelación divina no se contienen verdaderos y propiamente llamados misterios, sino que, basándose en los principios naturales, todos los dogmas de la fe pueden ser explicados y demostrados por la razón debidamente cultivada, sea Anatema”., Cf. Concilio Vat. Can. 1 de la Fe – Denzinger 1.816.

    Papa Francisco. Ahora si entendemos, porque debemos orar por su persona, como usted nos lo pide con frecuencia. Sinceramente su respetada persona necesita más de la Luz del Espíritu Santo, en estos días. Esas Bergogliadas y, más si van con elogios y logias no le convienen a usted en estos tiempos y más en este año jubilar. Amén.

    Fortunato BuenDía

    Teólogo

    Saludos. Hasta Pronto.

Comments are closed.