Bergoglio Films presenta: “Des-definición”

La Metro-Goldwyn-Mayer no tuvo ninguna dificultad en usar la imagen del león, al que debe una buena parte de su fama. La figura acolchonada de Bergoglio, en cambio, parece absorber cualquier impacto e inutilizar cualquier deseo de herir, ni siquiera levemente, sentimientos de cualquier origen. Eso, sin embargo, no significa falta de persistencia rumbo a un fin. Su última producción lo muestra. Francisco tiene una línea, un propósito. A pesar del rastro polémico en que periodistas y comentaristas quedan sumergidos a la búsqueda de los rumbos pontificios, la marca dejada por el tornado vaticano sigue una dirección.

En estos momentos, la web hierve de comentarios sobre el cortísimo-metraje de este mes – elvideodelpapa.org promete brindar uno cada 30 días – que sin duda llena el vacío de algunos espíritus cuya mente reacciona de manera positiva solamente a estímulos musicales. A estos les proporciona la deliciosa impresión de que “sin duda, el amor ha de triunfar sobre todo el resto”. Consiste (¿un verbo tal vez demasiado fuerte para personas tan inconsistentes?) en una porción del público con la cual quizá podemos apenas compartir solo un profundo anhelo que desde el inicio de su pontificado Ratzinger supo dejar claro, que todos estén bajo la guía de Pedro, vicario de Jesucristo, no de Buda ni Alá.

Decía Benedicto XVI en su  homilía de inicio del ministerio petrino, en la plaza San Pedro, el domingo 24 de 2005:

iniciopontificado“Quisiera ahora destacar todavía una cosa: tanto en la imagen del pastor como en la del pescador, emerge de manera muy explícita la llamada a la unidad. ‘Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz y habrá un solo rebaño, un solo Pastor’ (Jn 10, 16), dice Jesús al final del discurso del buen pastor. Y el relato de los 153 peces grandes termina con la gozosa constatación: ‘Y aunque eran tantos, no se rompió la red’ (Jn 21, 11). ¡Ay de mí, Señor amado! ahora la red se ha roto, quisiéramos decir doloridos. Pero no, ¡no debemos estar tristes! Alegrémonos por tu promesa que no defrauda y hagamos todo lo posible para recorrer el camino hacia la unidad que tú has prometido. Hagamos memoria de ella en la oración al Señor, como mendigos; sí, Señor, acuérdate de lo que prometiste. ¡Haz que seamos un solo pastor y una sola grey! ¡No permitas que se rompa tu red y ayúdanos a ser servidores de la unidad!”. (Homilía, inicio de Pontificado, 24 de abril de 2005)

Los defensores más bien racionales de Francisco, que cada vez saben menos cómo defenderlo, se van instalando en lo que parecen ser las últimas trincheras posibles: “ahora que todos los católicos lo abandonan, nosotros le seremos fieles hasta el fin”… pero no con argumentos sólidos sino con eslóganes poco convincentes. El problema es que el propio Obispo de Roma parece destruir sucesivamente sus defensas trayendo a la memoria de todos, al contradecirlas frontalmente, algunas verdades dogmáticas que ahora gracias a él gozan de plena circulación on-line, como por ejemplo esta cita de Pío XI en la Mortalium Animum (n.2) que parece ser en este momento la ganadora y que citamos nuevamente. En ella el Papa advierte a quienes “convencidos de que son rarísimos los hombres privados de todo sentimiento religioso, parecen haber visto en ello esperanza de que no será difícil que los pueblos, aunque disientan unos de otros en materia de religión, convengan fraternalmente en la profesión de algunas doctrinas que sean como fundamento común de la vida espiritual.

Para Pío XI se trataba de definir la verdad. Por eso continúa dejando claro que esas iniciativas no pueden “de ninguna manera obtener la aprobación de los católicos, puesto que están fundadas en la falsa opinión de los que piensan que todas las religiones son, con poca diferencia, buenas y laudables, pues, aunque de distinto modo, todas nos demuestran y significan igualmente el ingénito y nativo sentimiento con que somos llevados hacia Dios”

Tal vez por caber en una frase muy corta, la afirmación de Francisco de que “somos todos hijos de Dios” acaba siendo la síntesis de su mensaje de música, imágenes y palabras. Muchos se sintieron con ella impulsados a darle una mirada al catecismo, que por el contrario afirma que somos hijos de Dios por el bautismo (1265). A este descubrimiento probablemente le toca el segundo premio de los colocados en las redes sociales.

Para quienes los estudiosos del Denzinger-Bergoglio parecíamos demasiado pesimistas en un principio, el factor que ha llevado a muchos a cambiar de idea y acabar por darnos la razón ha sido la propia insistencia de Francisco en des-definir aquello que la Iglesia ya ha definido, aquello que mostramos con nuestro estudio, el más completo de que tengamos noticia hasta el momento, de 120 doctrinas del Magisterio contrastadas con las increíbles doctrinas de Francisco.

La web está apostando sobre el contenido del próximo vídeo-mensaje de Francisco. ¿Alguna nueva negación de la doctrina de la Iglesia? ¿O llegaremos al número 121 de nuestro elenco? Lo único que a estas alturas nos sorprendería sería que Francisco abandonase el rumbo claramente dejado por su agenda de “des-definición”.

Que Dios ampare a su Iglesia.

Corresponsal DB en Roma.

 

Print Friendly, PDF & Email

10 thoughts on “Bergoglio Films presenta: “Des-definición”

  1. El sacerdote del vídeo del Papa insultó a Benedicto XVI

    Según revela sandro Magister, Bergoglio tuvo que despedirle como su portavoz en Buenos Aires tras unas desafortunadas palabras sobre el hoy papa emérito, Benedicto XVI, y su discurso de Ratisbona.

    El P. Marcó era el portavoz del Cardenal Bergoglio en Buenos Aires cuando en 2006 hizo unas declaraciones a la revista Newsweek en español criticando duramente al Sumo Pontífice Benedicto XVI a raíz de su discurso en la Universidad de Ratisbona. “Esas palabras del Papa no me representan”, había dicho el sacerdote, además de expresar otras críticas que motivaron su cese como encargado de prensa por parte del hoy Papa Francisco.

    El diario Clarín señala alguno de los pasajes en los que el presbítero argentino cruzó la raya. “Si el Papa no sabe reconocer los valores que el Islam tiene y todo esto queda así, me parece que se habrá destruido en 20 segundos lo que se edificó en 20 años”, sostuvo Marcó en relación a la conferencia académica cuyo contenido ya ha sido reiteradamente esclarecido por la Santa Sede.

    El ex encargado de prensa bonaerense también dijo: “Cuando el Papa se mete en el campo de la discusión sobre la verdad, o sobre lo que es verdad o no la declaración se hace infeliz”.

    Las palabras del Papa en Ratisbona, recordando que “Mahoma sólo ha traído cosas malas e inhumanas”, puede leerlas íntegras aquí:

    Lea el discurso del Papa Benedicto XVI en Ratisbona

    Diez años después los miembros del Apostolado de la Oración, promotores de la iniciativa “Video del Papa”, eligen a Guillermo Marcó para figurar en el video del Papa

    http://www.infovaticana.com/2016/01/13/el-cura-del-video-del-papa-insulto-a-benedicto-xvi/

  2. Apreciados sacerdote de Denzinger-Bergoglio:

    Los defensores a ultranza del Papa han traído estos textos a colación, esgrimiéndolos como defensa del citado video:

    «Dios es Padre de todos los hombres

    CATECHISMUS ROMANUS seu Catechismus ex decreto Concilii Tridentini ad parochos, Pii V Pontificis Maximi iussu editus, 4, 9, 2.

    Cuál es la primera razón por qué los cristianos llaman Padre aquí justamente a Dios.

    Y [el párroco] sacará materia abundante para enseñar a los fieles las razones por que conviene a Dios el nombre de Padre, de los tratados de la creación, de la providencia y de la redención. Porque, habiendo Dios creado al hombre a su imagen, y no habiéndola grabado en los demás animales, por virtud de este don singular con que distinguió al hombre, con mucha razón se llama en las Sagradas Letras Padre de todos los hombres, no sólo de los cristianos, sino también de los infieles (cf. Dt 32, 6; Is 63, 16; Mal 1, 6, et in Novo Test. passim).

    San Pio V
    225° Papa della Chiesa Cattolica; inizio Pontificato: 7, 17. I. 1566; fine Pontificato: 1. V. 1572; nome secolare: Antonio (Michele) Ghisleri; nascita: Bosco (Alessandria).

    SACRA SCRIPTURA

    Liber Deuteronomii 32, 6

    «¿Es ése el pago que dais a Yahveh, oh pueblo necio e insensato? ¿No es Él tu padre, que te creó, Él quien te hizo y te ha afirmado?».

    Liber Isaiae 63, 16

    «¡Pues Tú eres nuestro padre! Ciertamente, Abraham no nos conoce ni nos reconoce Israel. Tú, Yahveh, eres nuestro padre; “nuestro redentor desde tiempo antiguo” es tu nombre».

    Prophetia Malachiae 1, 6

    «El hijo honra al padre y un servidor a su señor; si, pues, padre soy Yo, ¿dónde está mi debida honra? Y si soy señor, ¿dónde está mi temor debido?, dice Yahveh Sábaoth, a vosotros, sacerdotes, menospreciadores de mi Nombre. Pero decís: “¿En qué hemos menospreciado tu Nombre?”».

    http://nucleodelalealtad.blogspot.com/2016/01/dios-padre-todos-hombres.html

    Les agradecería algún comentario esclarecedor.

    Mil gracias.

    • “…muchos buscan a Dios , o ENCUENTRAN a Dios de diversa manera ”

      No hacen falta tantas intelectualidades, Bergoglio dice t e x t u a l m e n t e en el video, que los budistas, judíos o musulmanes (entre otros de esos muchos), no sólo buscan a Dios, sino que lo ENCUENTRAN en su religión.

    • Los infieles que menciona la cita es el pueblo Judío, todas las citas bíblicas que se citan son para referirse a la infidelidad del pueblo Judío. Orígenes, in Ioannem, tom. 23 “… la esencia del hombre es una misma, tenga o no conocimiento. ”

      Por el pecado original la naturaleza está caída por lo que es necesario volver a nacer, para volver al Padre e incorporarnos nuevamente como hijos adoptivos a la familia de Dios, por eso es necesario el bautismo.

      La herejía del maniqueísmo pensaba que los malos tenían una naturaleza diabólica que estaban predestinados pero en realidad ellos se hacen hijos del diablo no por la naturaleza sino por las obras. Y eso fue lo que dijo Jesús cuando llamó a los Judíos infieles “hijos del diablo”. Los judíos habían caído en el pecado de vanagloria y por eso rechazaron hacerse hijos adoptivos de Dios por medio de Jesús ya que con Adán todos morimos.

      Juan 1:11-13

      11 Vino a su propio mundo, pero los suyos no lo recibieron. 12 Pero a quienes lo recibieron y creyeron en él, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. 13 Y son hijos de Dios, no por la naturaleza ni los deseos humanos, sino porque Dios los ha engendrado.

      EL VERDADERO HIJO DE DIOS
      ROMANOS 8:14.
      En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios
      Gálatas 3:26 pues por la fe en Cristo Jesús todos ustedes son hijos de Dios.

      Crisóstomo, ut sup

      Mas el Señor les dice esto, queriendo quitarles la vanagloria de la descendencia y convencerlos de que ya no pongan la esperanza de su salvación en la descendencia natural, sino sólo en la descendencia que obtendrán por la adopción. Y esto era precisamente lo que les impedía venir a Jesucristo, porque creían que con sólo descender de Abraham ya tenían segura su salvación.

      Orígenes, ut sup

      Todavía no nombra al padre de ellos; poco más arriba mencionó a Abraham, pero va a decir que otro es el padre de ellos (a saber, el diablo), de quien eran hijos, no por ser hombres, sino por ser malos. Pues el Señor les reprende el mal que hacen.

      San Agustín, ut sup

      Los judíos eran hijos del diablo, porque lo imitaban, no porque hubiesen nacido de él. Por esto les dice el Señor: “Y queréis cumplir los deseos de vuestro padre”. He aquí por lo que sois hijos suyos, porque deseáis lo mismo que él, y no porque hayáis nacido de él. Esta es la razón por la que me queréis matar a mí, que os digo la verdad, lo mismo que el demonio tuvo envidia al hombre y le mató. Por esto sigue: “El fue homicida desde el principio”. Y, efectivamente, cometió homicidio en el primer hombre que pudo, porque el hombre no puede ser muerto si antes no es hecho hombre. Es verdad que el demonio no viene armado de espada con qué herir al hombre, pero sembró su palabra corrompida y con ella mató. Por tanto, no te creas que no hay homicidio cuando das un mal consejo a tu hermano. Mas vosotros herís en la carne, porque no podéis en el alma.

    • Muchas gracias por levantar su duda, cuya resolución será útil para muchos otros lectores.

      A ver si nos entendemos… Vamos por partes, comenzando por las más sencillas.

      Las almas rectas buscan la verdad justamente porque ella no es siempre accesible de manera inmediata. Además, esa búsqueda suele ser ardua y llena de peligros. Jesucristo quiso dar a su Iglesia un Pastor que cuide su rebaño de lobos que vienen a “robar, matar y destruir” (Juan 10, 10), no se trata de un agradable paseo sino de una labor muy seria. Es justamente el Pastor quien debe tener la valentía de predicar la palabra con insistencia, oportuna o inoportunamente “reprehendiendo, amenazando, exhortando con toda la paciencia y deseo de instruir” (2 Timoteo 4,2).

      La palabra paciencia es en este momento la más interesante.

      La Iglesia ha venido durante 20 siglos con paciencia definiendo a través de sus Pontífices la verdad. Es un trabajo, detallado, riguroso, admirable y lo que queremos subrayar principalmente aquí, de un gran equilibrio. Limitémonos al Compendio del catecismo de la Iglesia católica con sus fórmulas claras y sencillas para no complicarnos mucho. El depósito de la Fe es confiado por los Apóstoles a la totalidad de la Iglesia. Así, todo el pueblo de Dios guiado por el Magisterio de la Iglesia (función de enseñar, dada su misión de Maestra) acoge la Revelación, comprendiéndola y aplicándola a la vida (cf. n.15). La interpretación auténtica del depósito de la Fe compete al Magisterio vivo de la Iglesia, o sea, al sucesor de Pedro y a los obispos en unión con él, y es al magisterio que toca definir los dogmas que son formulaciones de la verdad contenida en la Revelación (cf. n16).Suponemos que no es necesario demostrar aquí que esas formulaciones no son hechas al estilo de la química, la física o las matemáticas, y que siguen simplemente las reglas del lenguaje en que son expresadas. El Catecismo de la Iglesia Católica condensa y formula algunas de estas verdades que por su vez vienen sintetizadas en el compendio, donde podremos entender cuál es la relación de la iglesia católica con el pueblo hebreo (cf. 169) y cuál es la relación de la Iglesia católica con las religiones no cristianas (cf. n. 170), qué significa la afirmación “fuera de la Iglesia no hay salvación” (cf. n.171). Ni a ellos ni a sus hijos la Iglesia oculta la verdad.

      Encontraremos también que podemos invocar al “Padre” porque el Hijo de Dios hecho hombre nos lo reveló y que hacerlo suscita en nosotros un comportamiento filial (cf. n.583). Obviamente se trata de Dios Padre, no de Buda, por favor.

      Sin necesidad de entrar en una inútil guerra hermenéutica sobre todas las posibles definiciones de las palabras “Padre” e “hijo” o “hijos” y las variadas relaciones entre ellas, es fácil entender que el catecismo de San Pío V o de Trento admita una cierta paternidad de Dios con sus criaturas que distinga a los hombres no sólo para diferenciarlos de animales y plantas sino para indicar la posibilidad de venir a participar en la vida trinitaria mediante la gracia significante (cf. n.263) o sea, a ser bautizados . Y en honor de las distinciones precisas, vale la pena recordar que eso no impide que aún sin el Bautismo pueden salvarse todos quienes bajo el impulso de la gracia, sin conocer a Cristo y a la Iglesia, buscan sinceramente a Dios y se esfuerzan por cumplir su voluntad (cf. n262). Eso tampoco contradice el hecho de que el bautismo es necesario para la salvación de aquellos a quienes es anunciado el Evangelio (cf. n.261) y que los cristianos deben anunciar el Evangelio todo el mundo, aún el compendio nos explica el porqué (cf. n.172), añadiendo que los cristianos deben anunciar a todos la Buena Nueva que Cristo nos trajo, dispuestos inclusive al sacrificio de sí hasta el martirio (cf. n.173). Este es el equilibrio con el que la Iglesia DEFINE con detalle su verdad y no confunde a quien la busca, desde dentro o desde fuera de la Iglesia. El significado pleno y propio de la expresión “hijo de Dios” cabe al bautizado, ya que es el bautismo que nos hace verdadera y plenamente hijos de Dios. Francisco no tendría obligación de citar todo el catecismo cada vez que realiza un clip, pero si es el PRIMERO QUE TIENE OBLIGACIÓN DE NO ESQUIVAR LA VERDAD, oportuna o inoportuna. Por lo tanto EL DEBER DE NO INDUCIR A LA CONFUSIÓN, como hace con su vídeo.

      Tal vez no sea superfluo recordar que San Pío V, a cuyo catecismo fue hecha alusión, no nutría la misma simpatía por las otras denominaciones religiosas que Francisco demuestra, evitando claramente confusiones entre lo que profesan la sinagoga y la Iglesia, a veces muy duramente. Y respecto a aquellos que persiguen en nombre de la religión a los cristianos, últimamente se ha ventilado mucho el recuerdo de Lepanto, con la inevitable pregunta: ¿y si en vez de un Francisco la Cristiandad tuviera un San Pío V? Anhelos de un auténtico y verdadero líder…

  3. 1. Al vídeo le falta la referencia al Ecumenismo de la Semana de oración por la Unidad de los Cristianos (18-25 enero):

    http://www.vatican.va/roman_curia/pontifical_councils/chrstuni/weeks-prayer-doc/rc_pc_chrstuni_doc_20150526_week-prayer-2016_sp.html

    2. El vídeo no menciona el diálogo interconviccional, que hoy es superior al diálogo interreligioso.

    En efecto, lo interconviccional incluye lo interreligioso más a los ateos y agnósticos.

    Además, lo interreligioso se amplifica e incluye todo, no sólo religiones, sino creencias y espiritualidades, viejas y nuevas, como brujería, neopaganismo…

    3. El vídeo ignora que hay religiones iconoclásticas, que consideran abominable e idolátrico la representación de figuras humanas como la del niño Jesús: judíos, protestantes y musulmanes.

    4. El vídeo nada dice cómo hay que tratar a las sectas.

  4. Algunas personas con amplio conocimiento, defienden a Francisco,
    qué pasa con esas personas, acaso no quieren ver o son del redil mismo de Francisco?
    Si el vídeo hubiera sido erróneo, la producción, lo hubieran descontinuado inmediatamente, sin embargo nadie del Vaticano ha salido a aclarar nada, qué más pruebas para esos que lo defienden, por este video.
    Sugiero que en lo sucesivo sólo nos envíe audio, porque al parecer la productora, casualmente de Argentina, no entiende el “mensaje” de Francisco.

    • Doña María, debo aclarar que quien defienda este video, no tiene idea de lo que es la Doctrina Católica, ni tampoco tiene la Fe Católica. Asusta profundamente que nadie en el Vaticano alce la voz frente a esta blasfemia, decir que todos somos hijos de Dios es contradecir la Palabra de Dios:”Id y bautizad a todas las naciones, enseñándoles a cumplir todo lo que Yo os he mandado” (Mt.28,19-20). Con estas solemnes palabras, Nuestro Señor Jesucristo se despide de los Apóstoles momentos antes de su Ascensión a los Cielos. Les deja encomendada nada menos que la salvación de la humanidad entera. Y la Iglesia naciente, espera en Jerusalén con la Virgen María, la venida del Espíritu Santo que les daría las luces y la fortaleza para emprender tan grande obra. El Catecismo de la Iglesia Católica en su número 1213 define así al Bautismo: “es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el Espíritu y la puerta de acceso a los otros Sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y hechos partícipes de su misión”. “En verdad te digo, nadie puede ver el Reino de Dios si no nace de nuevo, de lo alto” (Jn.3,3). Así como nacemos a la vida natural por medio de los padres, nacemos a otra vida superior en el Bautismo. Cuando Jesús dijo: “He venido para que tengan Vida y la tengan en abundancia” (Jn.10,10), nos estaba prometiendo no la vida natural que se adquiere por la unión conyugal, sino la Vida Divina que él tiene desde la eternidad, como Hijo de Dios. Es designio eterno de Dios el que los hombres lleguemos a participar de su Divinidad. Es lo que llamamos Gracia Santificante. Este bendito Sacramento es el único necesario para la salvación, pues podemos salvarnos sin haber recibido ningún otro de los demás Sacramentos pero no sin haber sido bautizados ya que Jesucristo dijo: “Quien no renaciera del agua y del Espíritu Santo no puede entrar al Reino de los Cielos” (Jn.3,5)

  5. De la entrevista a Tornelli:

    “Tengo una sobrina que se ha casado por lo civil con un hombre antes de que este pudiera obtener la nulidad matrimonial. Querían casarse, se amaban, querían tener hijos, de hecho han tenido tres”, relata Bergoglio.

    “Este hombre era tan creyente que todos los domingos, cuando iba a misa, iba a confesarse y le decía al sacerdote: ‘Sé que usted no me puede absolver, pero he pecado en esto y en esto otro, déme una bendición’. Esto es un hombre religiosamente formado”, añade.

    Tan religiosamente formado como él, por lo menos… Cuando a la ignorancia se le echa una gran dosis de maldad, nos encontramos con personajes siniestros y sinvergüenzas como padre Jorge. Cuanto cinismo e iniquidad rezuma este hombre.

  6. Gracias por esta página que nos da tan buenos argumentos para tratar de otros despierten.

    Desgraciadamente, creo que la 121 se hará mucho antes de que presenten el segundo vídeo, falta un mes, y la experiencia nos dice que eso es demasiado tiempo para el incombustible Bergoglio.

    Bendiciones a todos.

Comments are closed.