¿Quién nos dice adónde vamos?

La semana que acaba de terminar deja una sensación de inseguridad que lamentablemente no es exclusiva de la ciudad eterna. Aún así, Roma es el lugar donde la gente parece dudar más sobre la capacidad de acierto de quienes con sus palabras deberían transmitir un rumbo claro a aquellos que esperan obtener una interpretación segura de lo que sucede.

ataque-palomas-de-la-paz-papa-franciscoEn la memoria de los  asistentes todavía se conservan las imágenes de una paloma que en enero del año pasado debía volar alto representando el anhelo de la paz mundial y fue atrapada en el aire por un ave de mal agüero. Casi dos años después ¿qué vemos? Este domingo el acceso a la plaza San Pedro ha sido precedido por una amplia coreografiá de detectores de metal y revisión de bolsos y mochilas, en un lugar normalmente abierto a un público que ahora parece confiar más en los dispositivos de seguridad que en dejar a todos las puertas abiertas. ¿Muros en vez de puentes? Refuerzan-Vaticano-Agentes-Pedro-EFE_CLAIMA20151118_0132_28Pues realmente, creo que a nadie pensaba en puentes hoy y se agradecieron todos los muros. Acabados los trámites de la vigilancia, se escucha a Francisco encomendando a los mártires españoles del último siglo a aquellos que en nuestros días sufren persecución por causa de la fe, mientras nos invita a hacer presente el reino de Cristo “con gestos de ternura, comprensión y misericordia” (Angelus 22 de noviembre de 2015). ¿Cómo se paró hace ocho décadas esa persecución que Francisco quiere comparar a la de hoy? ¡Qué mundos tan diferentes! Refuerzan-Vaticano-Agentes-Pedro-EFE_CLAIMA20151118_0130_39De cualquier modo, parece aflorar por encima de todas las cabezas un suspiro de alivio y un rápido agradecimiento a Dios por haber dotado a las fuerzas del orden de los medios suficientes para evitar que saltemos por los aires y no nos unamos así al apenas mencionado coro de mártires, que justamente, nos deben defender de tal eventualidad. Sí, sabernos rodeados de agentes armados nos produce sensación de seguridad, no más miedo.

564fdccdc5c4dEl domingo cierra una semana en la cual Francisco criticó los fabricantes de armas mientras nosotros pensamos que por lo menos las que se ven en las calles de Roma, París y Bruselas son ostentadas para la salvaguarda de una población indefensa que no quiere morir ni en un restaurante, ni en una sala de conciertos, ni en un estadio deportivo. Ni en la plaza San Pedro. Quién sabe si no hubiera sido mejor un lenguaje más claro al condenar la fabricación de armas. ¿No sería más eficaz en esta hora condenar los fabricantes de chalecos explosivos, kalashnikovs y cimitarras? Los periódicos de hoy en Roma asocian en sus titulares tres palabras: terrorismo, Jubileo y seguridad. ¡Ojalá la humanidad entera entrara por la puerta santa, se confesara y ganara la indulgencia plenaria! Pero aún así siempre será mejor revisar a todos los peregrinos cuyas intenciones nadie puede garantizar totalmente.

Los atentados del día 13 mudaron las agendas de París y el Vaticano, donde se esperaba recibir al presidente iraniano Hasan Rohani, en un momento que ahora resultaba, más que inútil, inoportuno. Al mismo tiempo que el tsunami de inmigrantes sirios parece haber traído entre sus aguas potenciales terroristas que inexplicablemente desaparecen nada más llegar a sus países de destino.

0013715208En todo caso, la pregunta importante sigue siendo si la visibilidad desde la ventana papal coincide con las sospechas de todos los que llenamos la Plaza… o si debemos concluir que estamos sin rumbo con la repetición de los mismos latiguillos de siempre…

Print Friendly, PDF & Email

One thought on “¿Quién nos dice adónde vamos?

  1. Tal vez, en su pensamiento Alicia y huero, piensa que sus guardaespaldas portan tirachinas y bombas fétidas para enfrentarse a los islamistas en vez de armas fabricadas por malvados ogros…. Cualquiera sabe ya lo que tiene en la mente este ser irreal

Comments are closed.