Llegamos a los 100 y parece que fue hace un siglo…

51170513 de marzo de 2013… Algunos minutos después de las ocho de la noche, el Cardenal Jean-Louis Tauran aparecía en la loggia externa de la Basílica de San Pedro del Vaticano para anunciar al mundo que el Cardenal Jorge Mario Bergoglio había sido elegido Sumo Pontífice de la Iglesia Católica. Pocas semanas antes, Benedicto XVI sorprendió a propios y extraños con su repentina renuncia al ministerio de Obispo de Roma, sucesor de San Pedro; “un trueno en cielo sereno”, según las palabras que el Cardenal Angelo Sodano pronunció delante del Papa renunciante a seguir de la estruendosa novedad.

Vatican Pope Bastó la primera aparición del nuevo Vicario de Cristo para darse cuenta de que empezaba una era diferente, marcada por un insólito estilo de vivir y transmitir el Papado. Desde el primer día de su pontificado, Francisco sorprendió tanto por sus gestos como por sus palabras. Esa novedad que algunos tildaron de positiva –pues contribuiría a ventilar con aire fresco el ambiente eclesial un tanto enrarecido en los últimos meses de reinado de Benedicto XVI– no tardó en pasar de perplejidad a preocupación y, por fin, patente desorientación para muchos que veían como, desde dentro y desde fuera, se comenzaba a Capa-THE-ADVOCATEponer en tela de juicio la verdad católica más incontestable. La audacia de los gestos –que algunos encuentran calculada con oscuros fines– unida a un modo ambiguo y confuso de transmitir la doctrina, en contraste con el cristalino magisterio de los papas anteriores, levantan inquietudes en numerosas ovejas del redil de Señor. ¿Quién es Francisco y qué pretende? Al aplauso fervoroso –por no decir histérico– de los mismos que en pontificados anteriores atacaban a la Iglesia por ser fiel a la Verdad de Cristo, se unía la impresión de que se deseaba transmitir algo nuevo. No tardaron en multiplicarse los titulares que procuraban hacer creer al pueblo fiel que el Vicario de Cristo estaría en la inminencia de aplicar radicales cambios en el depósito de la fe, en sus preceptos morales y en su práctica pastoral dos veces milenaria. Como respuesta a este galimatías apenas hubo palabras confusas para los fieles –por no hablar de directrices con un sentido más bien oscuro que pocos acertaban a entender–, frente a sonrisas, abrazos y gestos de estímulo para esos mismos enemigos. Desorientación, extrañeza, indignación, escrúpulos, intranquilidad, desesperación… los más variados sentimientos se manifestaban en cada católico delante de la situación creada por el “huracán Francisco”.

Dentro de este panorama, los pastores de a pie, aquellos que viven en contacto con el “pequeño rebaño”, teníamos que ingeniárnoslas para aclarar la cabeza confundida de las ovejas en medio de tanto caos. Para eso, nada mejor que recurrir a la fuente más segura, el Magisterio de la Iglesia. Así surgió el “Denzinger-Bergoglio” entre un grupo de sacerdotes amigos que sufrían las mismas dificultades… Compartiendo iguales inquietudes, con las bendiciones del Señor podemos decir que la red de amigos aumentó mucho más de lo esperado.

Capa - 250x192 copiaDespués de muchos meses hemos llegado al centenario. Son 100 estudios analizando las más variadas afirmaciones de Francisco, contrastadas con las enseñanzas de dos mil años de Iglesia. Desde las Sagradas Escrituras hasta el total de 54 Papas, 10 Concilios, 25 Padres de la Iglesia, 15 Doctores y diversos textos fundamentales de la Iglesia, así como pronunciamientos de congregaciones romanas, del magisterio episcopal y de varios santos.

Queremos agradecer a los muchos lectores y seguidores, así como aquellos que nos han ayudado con el envío de documentos de afirmaciones de Francisco menos divulgadas o de impagables documentos audiovisuales que no se encuentran con facilidad y han servido para apuntalar muchas de nuestras tesis. Queremos saludar especialmente a los diversos sacerdotes que por el mundo participan en nuestra red o nos han enviado palabras de estímulo.

Tantas cosas han ocurrido desde aquel lejano 13 de marzo de 2013, ¡que parece que ha pasado un siglo! Y ya comenzamos el camino rumbo al segundo centenario… pero, como todos pueden comprender, este es un trabajo lento. Sin embargo, dado el volumen de nuestros estudios y para facilitar investigaciones apologéticas, queremos conmemorar el primer centenario con la primera edición del “Denzinger-Bergoglio” en archivo electrónico (pdf). Reiteramos una vez más el pedido de colaboración de todos –especialmente por el valioso obsequio de las oraciones– pero también por la difusión de este libro digital. Ad Maiorem Dei Gloriam!

Retira aquí el libro pdf en formato zip
Print Friendly, PDF & Email

13 thoughts on “Llegamos a los 100 y parece que fue hace un siglo…

  1. Gracias por la labor que realizan, recordandonos lo que en verdad ensena nuestra Iglesia Catolica.

  2. A seguir adelante con esta enorme tarea, ojala no hubiese hecho falta, pero todo debe cumplirse, que DIOS se los pague por su gran compromiso por la verdad.

  3. Alabo al Señor por esta labor de esclarecimiento de la Verdad, y ruego con sincero corazón que el Espiritu Santo ilumine a nuestra Iglesia Catolica y la guíe por el único Camino que conduce a la Vida.

  4. Muchas gracias por esta labor. He recomendado mucho su página. Y me alegra saber que ahora han unificado todo en un sólo archivo para facilitar su difusión.

    Les hago una consulta. Tengo un lector electrónico, y quería trasformar el PDF en formatos que admitan dichos lectores. Pensaba luego en enviarles dichos formatos a Uds para que también pudieran ofrecerlos y facilitar su lectura a los que posean dichos dispositivos electrónicos. Pero se me complica la transformación del PDF. Uds no lo tendrían en formato Word? De esa manera podría hacer la transformación más rápida y eficiente (para lo cual aprovecharía el feriado de mañana). Muchas gracias por su aporte.

  5. Deseo de corazón felicitarlos por el magnífico trabajo que han llevado a cabo hasta aquí y los aliento a que continúen tan importante tarea para gloria de la Santísima Trinidad y nuestra Santa Iglesia, rogando a Nuestra Madre de la Salvación que les dé fuerzas y los medios necesarios para seguir hasta que estas calamidades pasen. En los Corazones de Jesús y de María Santísima. ¡Ven Señor Jesús! Santiago.

  6. Mis felicitaciones más efusivas por vuestra constancia, por haceros presentes en estos gravísimos momentos por los que estamos pasando; Por vuestra aportación en los medios mediáticos a través de internet, tan necesario hoy en día para que las personas se enteren de todo lo que está pasando en la Iglesia.

    Ya sabeis estimados sacerdotes que me teneis a vuestro lado. Un placer dar difusión a este querido blog. Y que Dios nos ayude.

    Con un fraternal y afectuoso abrazo para todos.

  7. Excelente. Acá en San Rafael, Mendoza, la Guardia de Cristo Rey lo ha ido armando en formato word,
    Un filial abrazo.

Comments are closed.